Alentadora iniciativa de Jóvenes Empresarios del Paraguay

0
21

 

Probablemente uno de los encuentros de emprendedores más importantes del año, tuvo lugar el sábado 11 de mayo, en el Hotel Crowne Plaza de Asunción. Durante 8 horas, más de 300 jóvenes convocados por la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) del Paraguay, participaron de un congreso altamente motivador, pleno de ideas nuevas y apuntando a la consolidación y crecimiento de lo que ya se tiene como factor de producción.

No hay nada más positivo que jóvenes con talento e iniciativa, con pequeñas, medianas y grandes empresas, tengan la intención de relacionarse, escuchar nuevas experiencias a fi n de enriquecer el conocimiento. Al mismo tiempo, en el cónclave se escuchóa conferencistas de nivel que ayudarán a abrir la mente de los participantes, que son exponentes de una savia nueva que busca, a través de los negocios, abrir renovados caminos de superación en un mundo donde la alta competencia intelectual y tecnológica es la constante.

La sala rebosante del congreso organizado por la AJE, es una clara demostración del interés existente por parte de los jóvenes de nuestro país en adquirir nuevas experiencias y orientar sus acciones emprendedoras en benefi cio personal y la colectividad social.

Estamos convencidos de que los exponentes de empresas noveles y algunas más consolidadas, habrán de ampliar sus raíces en un suelo fecundo que generará, en poco tiempo, un mayor desarrollo y progreso para el Paraguay.

En el congreso se vio desde empresas dedicadas a la venta de materiales de construcción hasta exponentes de fi rmas que ofrecen servicios altamente complejos, como la alta tecnología y los que generan empleo a través de microindustrias.

Hay que recordar que nuestro país seráuno de los que tendrán más alto crecimiento económico en la región en este 2013, vaticinándose igual o mejor perspectiva para los años venideros, por lo que este congreso de la AJE no pudo ser más oportuno y plausible.

Aunque tenga un alto costo en tiempo y dinero, creemos que debe hacerse si es posible semestralmente. La gran esperanza del Paraguay estáenfocada en la gente joven, no contaminada con antivalores tan característicos de este tiempo.

Los que están al frente de la AJE dieron, asimismo, un claro mensaje a sus pares de la organización: El mercado y la actividad privada deben ser el motor para el desarrollo, es decir, no creer que solo desde dentro de la administración del Estado se puede sobrevivir.

Ver a gente sana que con gallardía exponía sus ideas innovadoras en el congreso fue un orgullo para organizadores y participantes. Entendemos que ese es el camino acertado en el que deben perseverar para conseguir sus metas y objetivos, que así, estarán haciendo mucho bien a un país que precisa con urgencia gente con mente inquieta y que sea capaz de transformar a nuestra sociedad en su conjunto, tanto moral como económicamente.

Desde esta página va nuestro reconocimiento a la AJE Paraguay, por tan encomiable congreso que, con seguridad, habrámarcado positivamente a muchos de los participantes.