CIRD implementa programas a través de capacitaciones y gestiones de proyectos

0
6
Esta fundación recibe el apoyo a instituciones públicas concentrando esfuerzos en acciones que apuntan a propiciar la participación de la sociedad, para promover un cambio positivo y    postenido del país.
 
 
El Centro deI nformación y Recursos para el Desarrollo (CIRD) busca que los jóvenes participen en todos los sectores de sus respectivas comunidades –emprendiendo proyectos que satisfaga algunas necesidades de la zona–, pero el mayor impedimento que hace que muchos de ellos no se integren: es la falta de empleos y recursos económicos.Entonces el CIRD desde hace 15 años está operando en el país con programas para la juventud que desee emprender su propio negocio.El programa abarca capacitaciones constantes, inicialmente se convoca a los jóvenes interesados –de entre 18 a 29 años en llevar a cabo su propio negocio; a aquellos que posean algún trabajo de subsistencia como ventas ambulantes o a los que tengan padres que administran un pequeño almacén.
 
 
 Una vez capacitados,reconociendo las herramientas para aplicarlas,estos chicos van y potencian la empresa ya obtenida o mejorar la idea inicial para ejecutar su emprendimiento. El CIRD además busca entablar alianzas permanentes con las autoridades, empresas y líderes
locales para crear un grupo impulsor de emprendedurismo juvenil. Durante el proceso de las clases teóricas se potencia el liderazgo de los
adolescentes, el trabajo en equipo y comunicación. Además, cuando la fundación se relaciona con los diferentes entes para la firma de convenioseste acto permite la obtención de capital semilla, monto que los jóvenes utilizan para que puedan emprender sus negocios.
Carlos Gauto, coordinador del área juventud del CIRD, afirmó que no hay empleos para todos, pero la iniciativa que algunos jóvenes demuestran es interesante porque, cabe resaltar, la mayoría de la economía paraguaya se sustenta a través de las
cuentapropistas. “El plan que se viene realizando no solamente se trata de otorgar certificados a los chicos, sino que ellos mismos sean los
propios ideólogos de sus emprendimientos y los ejecuten con metas bien definidas y concretas”, resaltó el coordinador de área.
 
Sobre el programa
 
Empleo juvenil y participación de la población joven en el desarrollo, son elementos esenciales en la reducción de la pobreza. Teniendo en cuenta esto, el objetivo de desarrollo, a largo plazo, del proyecto es promover el empleo de jóvenes y el espíritu emprendedor de las personas jóvenes como actores clave en el desarrollo local. Mientras que el objetivo directo es mejorar las oportunidades de empleo y la vida de 1.000 jóvenes paraguayos, de entre 18 y 29 años, a través de la formación emprendedora, apoyo a la creación de microempresas y acceso a recursos de capital semilla.