Día del Niño en Hogar Pequeño Cottolengo

0
29

 

La Cooperativa Medalla Milagrosa, a través de su Comité Juvenil y de Educación, conmemoró el día de los chicos con mucha diversión.
 
A fin de festejar el Día del Niño, una delegación de la Cooperativa Medalla visitó el Hogar Pequeño Cottolengo el pasado viernes 17 de agosto, el mismo está ubicado en Mariano Roque Alonso. El evento fue organizado por el Comité Juvenil y de Educación de la entidad solidaria. En la ocasión conversamos con su directora general, licenciada Sonia Benítez, sobre diversos aspectos de las actividades desarrolladas.
En primer lugar nos mencionó que “Pequeño Cottolengo” es una familia organizada como asociación civil sin fines de lucro, que está registrada bajo el nombre de “Pequeña óbra de la Divina Providencia”, la cual es una congregación religiosa, llamada también “Obra Don Orione”. Nació a fines del sigo XIX y principios del XX, con un joven que se dedicaba a asistir a los más necesitados de la sociedad italiana, llamado Luis Orione, quien creó un oratorio para estas personas, iniciándose así la obra.
El Pequeño Cottolengo desde sus inicios ayudó a personas que atravesaban situaciones difíciles, como los afectados de algún desastre natural, con discapacidades o aquellas que fueron abandonadas. Don Orione creyó ser designado por Dios para seguir la obra de San José Benito, un hombre santo, que era conocido por su vida austera, tanto era así que siempre durmió en el suelo, pues de esa forma consideraba que al no gozar los placeres, estos no los tentaría.
La institución brinda servicios de por vida a las personas que carecen de grupo familiar. Se les brinda hogar, alimento, medicación, rehabilitación, recreación y educación. Se busca lograr que los mismos desarrollen sus máximas potencialidades y para el efecto realizan tareas en la huerta, pintura, manualidades y deportes.
Benítez nos siguió diciendo que el apoyo económico se obtiene con el mecenazgo de padrinos y madrinas de la institución. Otra misión que los mueve es la de dignificar la vida de las personas discapacitadas. La falta de compromiso del Estado paraguayo y la insensibilidad de sus autoridades y del ciudadano común hacen que este tipo de actividad altruista no tenga mucha trascendencia, en ese sentido nos comentó que tienen que lidiar con muchas dificultades. No obstante, se puede decir con orgullo que cada año que pasa se percibe una mayor conciencia y esfuerzo a lo que hace a las políticas públicas, de la atención a las personas con discapacidad y sus derechos.
 
Digna de imitar
 
Una experiencia puntual digna de resaltar es la de  Emilse Martínez, quien obtuvo medalla de oro en carrera de 1.500 mts. y medalla de bronce en lanzamiento de  bala en el último certamen de las Olimpiadas Especiales Iberoamericanas, desarrollas en Bogotá, Colombia, en el año 2009.
Los integrantes del Comité Juvenil de la Cooperativa Medalla manifestaron que se están proyectando más acciones de características filantrópicas, pues sin duda la entidad cuenta con un caudal de personas solidarias dispuestas a colaborar con las buenas acciones emprendidas por seres humanos movidos por la voluntad de servir.