El cuarto intermedio

0
126
Abog. Francisco
Valle Gómez
vallegom.francisco@gmail.com
El Art. 60 de la Ley 438/94 dispone que la única posibilidad de “cortar” una asamblea es mediante la utilización de la figura del “cuarto intermedio” que puede ser resuelto una sola vez.
La ley no establece requisitos ni procedimientos para dejar en cuarto intermedio la asamblea, aclarando solamente que deberá proseguir en los 30 días siguientes.
En esta tesitura debe entenderse que el cuarto intermedio es una figura que permite a los socios asambleístas resolver si la Asamblea queda o no en cuarto intermedio, a propuesta de algún socio o del mismo presidente de asamblea.
El presidente de asamblea no puede dejar en cuarto intermedio una asamblea de manera arbitraria o caprichosa y sin realizar al menos la consulta a los socios. El presidente debe proponer a la asamblea dejar la misma en un cuarto intermedio y proseguir en una fecha determinada.
En el caso del presidente, este debe hacerlo cuando existan razones debidamente justificadas (tormentas; cortes de energía eléctrica; revoluciones; se ha llegado a altas horas de la noche, etc).
La propuesta o moción puede partir también de cualquier socio asambleísta con voz y voto y debe contar con el apoyo de la mayoría
simple, cuando haya otra moción opuesta (oposición al cuarto intermedio).
También puede ser aprobada por unanimidad, si solo existe moción de cuarto intermedio, sin que exista otra moción contraria. Es responsabilidad del presidente de asamblea y de todos los socios que la propuesta de cuarto intermedio vaya acompañada indefectiblemente de la propuesta de “fecha de prosecución” del evento, que deberá realizarse dentro de los treinta días siguientes.
Omitir la fecha de prosecución constituye negligencia tanto de los asambleístas como del presidente de asamblea, y podría acarrear un montón de inconvenientes a la hora de establecer dicha fecha fuera de la asamblea (sea de manera autónoma por el Consejo de Administración o por
pedido escrito posterior de grupos de socios).
No se debe usar la herramienta del cuarto intermedio para el almuerzo o para instalar las mesas receptoras de votos. Lo ideal para esos casos es realizar una “pausa” de 30 minutos para el almuerzo y/o de 10 o 15 minutos para la instalación de las mesas receptoras de votos.