Felices… sin guantes ni jeringas

0
57

No es hina así mi posicionamiento, estimado Perú. Escucháme nomas bien. Yo no es que estoy en contra de la felicidad porque i gusto nio cuando se siente eso; yo lo que no creo es que todo luego tenemos que mirar ahora desde ese punto de vista y encima hacer una aipo lista de países más felices que otros. Y , estimado, parece que hay algo así como un deber de ser feliz luego y si no decís eso, como que sentís medio vergüenza porque había sido no hay lugar para vos en este nuevo mundo dividido entre los que dicen estar luego felices y los que no están en eso.

Ya se que nosotros luego somos los más felices. Y seguramente porque aquí funciona eso de que vamos a reírnos todo de balde mbaé como dijo el que se le murió toda la parentela. Y si, estimado, porque después al lado de la noticia esa nomás ya te encontras con esa gente que son familiares de pacientes internados en el IPS, corriendo a la desesperada para comprar guantes o jeringas porque amontema esos insumos. Y claaaro que pagó él su seguro, estimado pero dicen que empresas estafadoras y bandidas no cumplieron (pero seguro que están más que felices con el negociado) y entonces el IPS no dispone de lo necesario. El caso más simpático luego es una empresa llamada Infinity, su nombre luego prometía un infinito negociado, que se comprometió entregar 8 millones de unidades de guantes…pero upei entregó 300 mil y acto seguido, se declaró insolvente. Terehó epuka mi con eso, estimado Perú.

Y a vuelta de página te encontras con los funcionarios públicos que trabajan para las financieras y los bancos. Y porque gran parte de sus salarios ya va a parar por allí para cubrir deudas, y luego está la famosa bicicleteada de sacar un préstamo aquí para cubrir el otro allá. Y ahora tienen encima un proyecto de Ley que puede autorizar un descuento del cien por ciento. Alli te quiero ver con la risa de oreja a oreja. Ya se que aipo con buena educación financiera supuestamente se resuelve la cosa y ya podrían luego ser realmente felices pero el asunto es un poco más complicado que eso.

Y por allí, digo yo estimado Perú, que no hay otra que tener un buen salario en un cargo público, más que el Presidente luego, hacer todo lo posible para que no se sepa porque amo hapope tu felicidad luego es de vos nomas. La estrategia es evitar andar corriendo para comprar guantes o jeringas para que te atiendan en un seguro que vos luego venis pagando. Es que asi no se puede ser feliz ni reírse todo de balde porque es trágico.