Procesos asamblearios II

0
46
Prosiguiendo con el tema de los procesos asamblearios, analizaremos brevemente más cuestiones a ser tenidas en cuenta para la realización de lo que conocemos como “Parte deliberativa” y “Parte Electiva”.
Documentos aprobados por el órgano convocante. Para poder determinar el grado de responsabilidad de los directivos en cuanto a la elaboración de los documentos a ser tratados en la asamblea, como requisito previo a poner a disposición de los socios, estos deben estar aprobados en sesión del órgano convocante con al menos un día de anticipación a la fecha límite establecida en el Estatuto Social.
 
Todo ello para evitar que circulen otros documentos que no han sido autorizados por el Consejo de Administración. Documentos a disposición de los socios. Los documentos a ser tratados en la asamblea deben estar a disposición de todos los socios con la anticipación establecida en el Estatuto Social, sin incluir en el cómputo el día de la asamblea. Si están a disposición antes del plazo mínimo es mucho mejor. En caso de no encontrarse a disposición, el socio interesado debe dejar constancia fehaciente del hecho, sea con notas o mejor aún con un acta notarial.
 
Esta es una de las causales que, de revestir gravedad, puede inclusive producir la nulidad de todos los puntos del orden del día mediante el proceso de impugnación de  asambleas ante el Incoop.
 
Momento en que debe tomar conocimiento de la convocatoria el Órgano Electoral de la Cooperativa: Lo ideal es que el órgano sea debidamente notificado de la convocatoria antes de la fecha de publicación de la convocatoria. A ese efecto, el Consejo de Administración u otro órgano convocante debe remitir por nota al órgano electoral una copia auténtica de la convocatoria e inclusive el prelistado (prepadrón) de socios que debe ser coincidente con el que será remitido al Incoop en oportunidad de la notificación de realización de Asamblea, que deberá realizarse con al menos 10 (diez) días de anticipación.