Cultura y MOPC inician plan de salvataje a iglesia de Yaguarón

0
45
Un equipo de especialistas del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) y la Secretaría Nacional de Cultura (SNC) mantuvieron una reunión de trabajo con las autoridades municipales y parroquiales para realizar una verificación técnica de la estructura y el retablo de la iglesia San Buenaventura de Yaguarón.
Estuvieron presentes por la SNC, la arquitecta Ana Lluis, Directora de Patrimonio Cultural, y las restauradoras Verónica Vera y Petrona Villagra; la arquitecta Ana Butlerov, Jefa de Parques y Monumentos, la arquitecta Myriam Mármol, Coordinadora de la Unidad de Patrimonio, y el ingeniero Hugo Falcón, Asesor, del MOPC. La Comuna estuvo representada por Cecilio Arzamendia, intendente de la ciudad; Patricio Ruiz Díaz, representante del Consejo Económico Parroquial, así como Daniel Pino y Dercides Ferreira de la Red para el Desarrollo Social de Yaguarón. El grupo de intervención también estuvo integrado por los especialistas en eliminación de plagas, el ingeniero Aníbal Prietos y Juan Carlos Melgarejo, de Truly Nolen; así como el ingeniero agrónomo Andrés Grenwood, de la firma Grenwood SA.
Sobre la intervención, el intendente Arzamendia declaró que “hoy siento que puedo respirar mejor, porque la situación de nuestra iglesia es una preocupación latente y constante. Ahora es el momento de restaurarla y no esperar a que sea una ruina. Estoy muy contento por la iniciativa que hemos comenzado y por el apoyo de las organizaciones”.
En la verificación técnica se pudo apreciar el grado avanzado de infestación de xilófagos o termitas (kupi´i), de gran parte del edificio. En vista de la gravedad de la situación, el calificado grupo de autoridades, técnicos y defensores del patrimonio cultural elaboró un acta en el cual se establece un cronograma y un plan de trabajo de las intervenciones que se harán a corto plazo.
Medidas urgentes
Se prevén acciones de salvataje. En la primera etapa, a corto plazo, se harán los trabajos preliminares: limpieza e iluminación de zonas oscuras dentro del templo, de la sacristía y de la parte posterior del retablo. Posteriormente, se realizarán cateos para ver los daños más profundos, tanto estructurales como de maderamen. Las acciones de limpieza arrancarán este sábado 25, y en la semana siguiente, tendrían lugar los cateos correspondientes.
Paralelamente, se llevará a cabo un estudio de suelo para identificar los problemas estructurales en cuanto a cimiento, asentamiento de suelo, y para conocer la profundidad de terreno firme. Como medida posterior, se colocarán barreras químicas, tanto fuera como dentro de las galerías laterales, y también se dará tratamiento a los árboles que existen alrededor.
Un mes después, una vez obtenidos los resultados del cateo, se apuntalará todo el templo, para iniciar los trabajos de restauración.
Evaluación de especialistas
Ana Lluis, Directora de Patrimonio Cultural de la SNC, argumentó que es fundamental el trabajo que pueda realizar la comunidad, dado que “una comunidad organizada es el principal motor de las grandes trasformaciones, en temas de la preservación del patrimonio cultural”. Agregó que “sabemos el valor que tiene la iglesia de Yaguarón, que trasciende el límite del departamento al cual pertenece, es de alcance nacional e internacional, ya que estamos gestionando su inclusión en la lista del patrimonio mundial”.
Por su parte, Ana Butlerov Arbo, Jefa de Parque y Monumentos del MOPC, explicó que “vinimos a hacer esta primera visita de observación y nos dimos cuenta de que el templo está infestado de termitas, una situación a la cual se suman los problemas estructurales que ya tiene la edificación (por vibración producida por vehículos y otros factores). Es por eso que  trajimos técnicos para tratar de resolver los problemas lo más rápido posible”.
La restauradora Petrona Villagra, afectada por la situación, expresó su sorpresa ante el estado de la iglesia. “No creí que estuviera en estas condiciones, porque yo estuve en la restauración del templo desde 1987 hasta 1991, y en esa época no había kupi´i. Es urgente su eliminación para luego hacer la restauración”, advirtió.
A su vez, el ingeniero Hugo Falcón, Asesor del MOPC, también expresó su preocupación: “La estructura está en riesgo porque todo está infestado de termitas. Es necesario hacer un cateo para ver cuánto es el porcentaje de riesgo de derrumbe de la estructura, porque el problema de la madera seca y atacada por termitas es la fragilidad, que en cualquier momento puede derrumbarse. La infestación es bastante grande”.
La arquitecta Myriam Mármol, Coordinadora de la Unidad de Patrimonio del MOPC, remarcó que después de la visita se sintió impresionada por la situación en que se encuentra el retablo de la Iglesia de Yaguarón. “No teníamos dimensionado –reconoció-hasta qué punto habían invadido los xilófagos. Al acceder a la parte posterior del retablo, nos dimos cuenta de que la infestación está alcanzando características muy peligrosas”.
Los ingenieros Andrés Greenwood, de la firma Greenwood SA, y Juan Carlos Melgarejo, de Truly Nolen (empresa de fumigación), concordaron en que es urgente la intervención para tratar la problemática de las termitas. En ese sentido, Greenwood señaló que “en la recorrida pudimos notar la implacable infestación de termitas, tanto en el salón como en el retablo, en el techo, en los pilares y en los árboles en general”. Entretanto, el ingeniero Melgarejo insistió en que “notamos que el daño que se ve a simple vista es grande, pero dentro de la madera el daño seguramente es mayor, ya que sólo el 30 por ciento es lo que vemos por fuera”.