El camino es innovar para desarrollo de cooperativas

0
10

15 de febrero

La innovación y la planificación son fundamentales para el crecimiento de cualquier emprendimiento empresarial y social.

En el Paraguay, con la existencia de más de 1.000 instituciones cooperativas con alrededor de 1.600.000 socios, la planificación y la innovación tecnológica, más la capacitación permanente de sus dirigentes son fundamentales para el desarrollo y crecimiento del sector. Para las empresas y cooperativas de nuestro país el uso de las nuevas tecnologías, un adecuado manejo administrativo, las cobranzas y los controles de stocks son fundamentales en el camino hacia la modernidad.

El dirigente cooperativo, Emilio Lugo Valenzuela propone reflexionar a partir de la pluralidad y la diversidad de las propias experiencias y de esa manera desarrollar estrategias creativas que consoliden el modelo de economía social basado en el apoyo mutuo, la integración y la solidaridad. Lugo destaca que ante un escenario de un mercado del capital que defiende sus intereses “esta realidad debe volver a lo esencial, es decir, apoyarnos en los principios universales del cooperativismo”.

Origen

El reconocido economista Ricardo Rodríguez Silvero señala que las cooperativas son la organización social más adecuada para combatir la pobreza, de éxito comprobado con la evidencia empírica. Por su buena posición en el ordenamiento jurídico-institucional, las instituciones de apoyo mutuo tienen una ubicación influyente en la estructura económica y social. El profesional sostiene que una gran parte de la producción y comercialización de los productos primarios y agroindustriales tiene su origen en las organizaciones solidarias.

La capacitación como excelencia

La capacitación permanente de los cuadros dirigenciales y gerenciales en el movimiento cooperativo es crucial para brindar mayores y mejores servicios a los propietarios de estas entidades solidarias, que son los socios. En ocasiones, por descuidar estos aspectos tan fundamentales para los negocios, las empresas observan dificultades administrativas, fugas de recursos humanos-financieros y la pérdida de confianza de los clientes o de los asociados mismos. Por ello, fortalecer estos procedimientos debe estar entre las prioridades de las corporaciones.

Talleres

Y precisamente, por un lado es plausible acompañar con beneplácito los necesarios coaching (entrenamientos en el plano ejecutivo) que se realizan en las instituciones. Por el otro lado, son decisiones oportunas y acertados los cursos-talleres emprendidos por las entidades con el objetivo de fortalecer la formación profesional de la dirigencia superior y sus gerentes, así como lo exige una resolución del ente regulador.

Apostar a mejorar en foma constante

En el mayor de los casos, en las empresas siempre orientan las acciones hacia la improvisación y la falta de una previsión adecuada. Inclusive, los recursos humanos no son bien aprovechados para el trabajo en equipo que permita un progreso compartido en las empresas. Bien sabemos que cuando hay un letargo y falta de planificación en un mercado cada vez más competitivo, aquellas firmas que tienen un puntilloso control de su manejo interno, habrán de sortear los desafíos vinculados al desarrollo y la expansión.

Marcelo Bechara, presidente de la Cámara Argentina de Centros de Contacto, manifiesta que aquella empresa que no mejora continuamente, que no innova o se mantiene inalterable difícilmente pasará al frente, como ha ocurrido con muchas empresas en el mundo. En la medida en que se tenga en cuenta las tendencias para el desarrollo y el crecimiento de las firmas -íconos a nivel global- también en el segmento local se habrá de ver un florecimiento positivo que ayude a mejorar la economía individual y colectiva en nuestro país.

Despertar creatividad entre los asociados

Desde hace años, muchas cooperativas vienen centrando sus actividades en cursos de capacitación en mandos medios, que se acompaña con créditos ventajosos a favor de los asociados. Esto permite a la gente tener nuevas oportunidades en el mundo laboral. Las cooperativas desarrollan capacitación, mediante el apoyo del Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP) en la implementación de cursos de electricidad, manicura, peluquería, confección de bolsos, fontanería, forrado de termos, diversos tipos de artesanías, panadería y confitería.

Sin dudas estas iniciativas colocan a las cooperativas del Paraguay en el cumplimiento de rol social fundamental, especialmente en el campo económico. El apoyo a la formación de mandos técnicos medios es fundamental para el crecimiento del país. Las cooperativas son en estos momentos un factor dinamizador de la economía nacional, mediante la creación de fuentes laborales dignas, cuya participación en el Producto Interno Bruto(PIB) se aproxima al 15 %.

Un reciente informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), observó que el 9 % del trabajo mundial relacionado a nuevas oportunidades laborales surgen de la mano de las cooperativas. Este dato es revelador sobre la importancia estratégica que están cumpliendo las entidades solidarias y de ayuda mutua, incluyendo nuestro país. Cuando las cifras oficiales muestran que los niveles de marginación y pobreza siguen siendo elevados en Paraguay, las autoridades deberían prestar más atención a este modelo que genera oportunidades a gran segmento de la población.

Los cursos de mandos medios y técnicos son sumamente eficaces para mejorar la educación y capacitación de los compatriotas, lo que, mediante el apoyo de las cooperativas, permite a los egresados de estos cursos cortos a lanzarse como emprendedores individuales o abrir algún negocio que les sea rentable.