EL ROL DE LAS BASES DE DATOS COMERCIALES EN LA OBTENCIÓN DE UN CRÉDITO

0
21

Antiguamente, el crédito era un beneficio al que accedían, únicamente, aquellas personas que contaban con bienes suficientes como respaldo. En aquel entonces, los comerciantes intercambiaban información sobre la capacidad de pago de sus clientes, personalmente. En la actualidad, sin embargo, no se requiere, inicialmente, contar con bienes uficientes que justifiquen la capacidad de pago de una persona. Tampoco, los otorgantes de crédito necesitan realizar, personalmente, la recopilación de datos sobre el comportamiento crediticio de un solicitante. Hoy en día, los burós de crédito se especializan en la recopilación de tales datos. Así, los otorgantes de crédito pueden tomar ventaja de los datos recopilados por Estos para utilizarlos dentro del proceso de evaluación de crédito junto con otros elementos. Asimismo, el aumento de información disponible permite a los burós de crédito convertirse en un centro común donde los mismos comerciantes registran y comparten información sobre las obligaciones crediticias de las personas y el comportamiento de estas en relación a sus obligaciones contraídas con cada uno de ellos. Estos datos se han transformado en una importante herramienta para el desarrollo del mercado de crédito, su dinamización y democratización, y la bancarización de las economías. Sin estas bases de datos, sería muy difícil obtener bienes o efectivo a crédito. El proceso se convertiría en un trámite largo y tedioso por lo que habría también pocas compañías que quisieran ofrecer estos productos financieros al mercado. El mercado necesita contar con información crediticia sobre nuevos clientes para reducir los riesgos al vender a crédito o al otorgar préstamos. Por esa razón, la condición de buen pagador es hoy una herramienta fundamental para acceder al crédito y satisfacer nuevas necesidades. Los buró de crédito, actúan sobre la base del principio de uso justo y ético de los datos de las personas respetando la normativa sobre la recopilación y uso de los datos de las personas. Los burós de crédito registran en sus bases de datos, únicamente, información pertinente y necesaria para facilitar las operaciones comerciales y crediticias. La confidencialidad de la información está asegurada dado que solo accederán a ella los clientes que contratan la base de datos con la única finalidad de evaluar la concertación de negocios en general, la conducta comercial o la capacidad de pago del titular de los datos, así como las personas que soliciten conocer su reporte personal de crédito. A nivel local, las bases de datos que contienen información comercial están reguladas conforme a lo establecido en la Ley 1682/01 y su modificatorias Ley 1969 y Ley 5543/2015, que reglamenta la información de carácter privado. En Paraguay la Multinacional Equifax Inc. compró la empresa Informconf en el 2013. Desde entonces, este buró de crédito promueve la inclusión financiera de todas las personas y las ayuda a compartir su información crediticia con potenciales otorgantes de crédito. La Inclusión Financiera significa tener acceso a una variedad de productos y servicios financieros, incluyendo crédito, ahorro, seguro, etc. Equifax promueve la educación financiera y el endeudamiento responsable, ayudando a las personas a entender el sistema financiero y sus implicancias positivas. Equifax personaliza, organiza, asimila y analiza datos de más de 820 millones de personas y más de 91 millones de empresas alrededor del mundo. Con su sede corporativa en Atlanta, Georgia, Equifax está presente en 24 países en América del Norte, América Central y América del Sur, Europa y la región de Asia y el Pacífico. Es miembro del Índice Standard &Poor’s (S&P) 500®, y sus acciones cotizan en la Bolsa de Nueva York (NYSE) con el símbolo EFX. Equifax cuenta con aproximadamente 9.200 empleados en todo el mundo.