Grupo Kress celebra 35 años de éxito

0
114

 

La responsabilidad social y ecológica fueron y siguen siendo los pilares fundamentales para esta empresa.
 
Dentro de las grandes actividades claves para el éxito alcanzado en estas tres décadas y media, se pueden citar la colonización de una zona productiva, una de las más ricas del Paraguay; la innovación en la agroindustria, probando nuevas tecnologías, metodologías y prestaciones de servicios de calidad para el crecimiento de la redonda, como por ejemplo en el rubro semillero, importación de insumos y acopio de granos; la diversificación a rubros no tradicionales, como plantas medicinales, manzanas, uvas, durazno, guayabas, cítricos, etc.; el desarrollo de áreas cítrica y agrícola con gran éxito en el largo plazo para mercados frescos a granel o industrial; la inclusión en la horticultura de bajo riesgo; la apertura de mercados de exportación de concentrados y jugos, siendo parte del Grupo Kress la primera fábrica de jugos en el Paraguay. Todo desarrollado por dos personas; Heinfried y Beate Kress.
 
Marca líder
 
Frutika es la marca líder del mercado en productos tomatados. Este es un logro de la señora Beate Kress que marcó la evolución de su crecimiento. Cabe recordar, que la marca Frutika tiene certificaciones internacionales para la exportación de su producto. Es la primera marca de jugos 100% nacional, puesto que la empresa siempre fue paraguaya y nunca utilizó capital externo para su desarrollo durante los últimos 16 años. Cuenta con un sistema de distribución básicamente tercerizado por distribuidores en todo el país. La idea es fortalecer a vendedores zonales que conocen todos los puntos de ventas personalmente visitándolos con regularidad.
La filosofía del Grupo Kress se basa en el respeto a la naturaleza y el trabajo sustentable con ella a largo plazo. El Grupo produce lo que comercializa y conoce a cada uno de los productores con quienes trabaja, siendo los referentes en el mercado.
 
Los productos en números
 
En volumen, en muchos casos, los líderes son las multinacionales, pero el fin de esta empresa siempre ha sido ofrecer productos diferenciados a las personas que valoran el origen de los mismos, productos de calidad superior, productos naturales y saludables. En cuanto a granos, la Estancia Beate exporta hoy en día más o menos el 70% de las 70.000 toneladas producidas anualmente; el saldo de granos es vendido a industrias nacionales. Frutika exporta el 90% de concentrados y aceites esenciales a mercados europeos e Israel, mayormente, de unas 2.500 toneladas anuales.
Por otra parte, la señora Beate Kress logró implementar un sistema de Proyecto Público y Privado que creció rápidamente, expandiendose en 8 años a 3.000 familias productoras de cítricos y otros productos para la venta a las industrias y al mercado fresco, que dio un ejemplo mundial a ser implementado, ya que es un círculo virtuoso, por apoyar el crecimiento y el trabajo en todos los escalones de la producción: productor, industria, capital y mercado, sin importar el lugar y con un manejo óptimo de los recursos a disposición.
 
Los orígenes
 
El largo invierno alemán obligó a emigrar a Heinfried Kress, un joven agrónomo alemán, debido a que su sueño era trabajar los doce meses del año en el campo. Su esposa, Beate Holtker Kress, bióloga y apasionada por la naturaleza y la libertad, estaba de acuerdo con esa idea de emigrar, en 1977, a Sudamérica. Así empezaron juntos la búsqueda de un país donde radicarse y trabajar la tierra. Y lo buscaron por mucho tiempo, en Brasil, en Argentina, en Bolivia y en otros lugares del mundo, pero finalmente encontraron en el Paraguay su paraíso, con las condiciones ideales para su emprendimiento.
El sureste paraguayo tiene los mejores suelos, comparables con los mejores de Brasil y Argentina, pero encontraron aquí además un clima económico agradable para inversionistas, flexibilidad y libertad para empezar de cero una nueva vida que prometía mucho si se entregaban con total dedicación al trabajo, ya que así como el potencial era ilimitado, también lo era el trabajo.