La sobreliquidez empuja a la baja de tasas para ahorros

0
61
La sobreliquidez financiera de las cooperativas está generando una disminución de las tasas de interés pasivas, o sea aquellos intereses que las entidades pagan por los ahorros de los socios y del público en general.
Así se desprende del informe del Instituto Nacional de Cooperativismo (Incoop) que comunica a las instituciones cooperativas la tasa de interés pasiva efectiva ponderada del sector cooperativo en moneda local para el mes de febrero del presente año.
En efecto, los detalles del ente regulador revelan que la tasa de interés para los depósitos (anual) fue de 9,39% para el segundo mes de este año.
Un mes atrás, o sea para enero de 2017, el costo pagado por los ahorros fue de 9,97%, lo que explica una leve reducción de 0,58 punto procentual.
Un análisis refiere que la oferta y demanda dentro del mercado libre establece, tanto el costo del dinero (tasas de interés activas) como el pago de los intereses por los ahorros del público. Sin embargo, el Banco Central del Paraguay (BCP) cuenta con instrumentos monetarios dentro de su política monetaria para reactivar la economía.
Es decir, son herramientas que le permite al BCP a acelerar o desacelerar la economía, o sea si sube un poco la tasa de interés, la gente tiende al ahorro, pero se enfría la economía y entonces se produce un desaceleramiento. En cambio, si baja la tasa de interés, se reactiva la economía.
En otras palabras: si las entidades financieras o cooperativas ofrecen tasas atractivas, los plazos fijos se convierten en una interesante opción para aquellos que poseen capacidad de ahorro.
En cambio, si las tasas son bajas, el consumo se reactiva, dado que la utilidad (ganancia) se torna menos llamativa que la adquisición de productos o la compra de moneda extranjera como el dólar.