Ñemby acompañará una vez más

0
37
“Ya la caravana de los promeseros, asciende la loma de Caacupé…”; esta melodía que produce piel de gallina, es la descripción exacta que sentimos cada 8 de  diciembre.
 
 Es difícil no sentirse emocionado y dejar caer unas lágrimas cuando se acerca la fecha para visitar a la Virgencita de Caacupé. El 8 de diciembre de cada año es impresionante cómo los paraguayos e inclusive extranjeros se agolpan para llegar hasta la Basílica de la capital espiritual y desde luego, para cumplir con alguna promesa, llevarle a la familia, entre otras cosas.
 
Por ello, un año más la Cooperativa Ñemby marcará presencia, acompañando en su trayecto a todos los peregrinantes con el vital líquido. El Comité Juvenil a cargo de esta actividad se está preparando con todo para que socios y no socios se acerquen hasta el stand donde se colocarán en compañía de Radio Ñemby 88.3 FM – después del Kurusu peregrino–. Es importante mencionar que todo lo adquirido viene de la entidad que año a año apuesta por tender su mano solidaria y acercarse a donde sea a los socios, acompañándolos en su trayecto. Más de diez personas estarán este domingo 7 de diciembre, entre voluntarios deseosos de formar parte de este emprendimiento y miembros del Comité. El valor agregado que le da la Cooperativa Ñemby es importante resaltar, ya que es una de las entidades que se pone en el lugar de sus socios peregrinantes, que necesitan refrescarse a medida que transcurren las horas de viaje.
 
                Tradición
 
Desde hace varios años, la entidad acompaña a los feligreses durante su trayecto a la Basílica de la Virgencita de Caacupé. Esto hace que se haya vuelto una tradición de la cooperativa, ya que socios y no socios se acercan hasta su stand para pedir refrescarse.