Odontos informa sobre importancia de la ortodoncia

0
77
La empresa Odontos, en busca de una buena salud bucal y en cuidado de la estética, pone a conocimiento el tiempo ideal para el uso de aparatos de ortodoncia, ya que suele ser una de las dudas más frecuentes que los padres consultan con los profesionales del área. Lo primero que se debe tener presente es que no hay una edad establecida para el inicio de ortodoncia u ortopedia maxilar.
La misma estará determinada por las desarmonías en el crecimiento y el desarrollo dentomáxilofacial en el niño detectada en un diagnóstico individual de cada paciente para poder determinar el momento óptimo en el cual iniciar un tratamiento de ortodoncia.
Las consultas regulares con el odontopediatra o el especialista en ortodoncia pueden dar lugar a la detección temprana de problemas tales como dientes encimados mal colocados o que no encajan bien; mandíbulas que hacen ruido; pérdida prematura o tardía de los dientes de leche o mandíbulas o dientes de tamaño desproporcionado con el resto de la cara son algunos de los síntomas a tener en cuenta para acudir al médico especialista.
En cualquiera de estos casos la intervención temprana del ortopedista en forma preventiva e interceptiva (pacientes entre los 5 y 9 años de edad con dentición mixta, es decir, con dientes de leche y permanentes) mediante el tratamiento de ortopedia funcional con la utilización de placas removibles confeccionadas con alambres y acrílico permitirán armonizar el tamaño de las arcadas dentales; mejorar los procesos de recambios dentales; corregir los malos hábitos dentales; ayudar a mejorar problemas de lenguaje y simplificar o acortar los tratamientos ortodóncicos posteriores. Luego del recambio total de dientes de leche por los permanentes entre los 12 y 13 años se iniciarán los tratamientos correctivos con aparatos fijos (brackets y alambres).
El tratamiento se enfoca en corregir la mala mordida que ya se ha establecido.
Es importante saber que no hay límite de edad para el uso del mismo. En adultos la recolocación correcta de los dientes evitará consecuencias en lo que se refiere a la estética bucal.