Emotivo espacio en homenaje a los pequeños

0
88
Un radiante sol, mucho verde, globos locos, juegos diversos, una rica merienda y regalos por doquier fue lo que encontraron los chicos hijos de socios de la cooperativa Coopersam el pasado sábado 18 de agosto.
En la fecha, la cooperativa organizó su tradicional festejo por el Día del Niño. De la misma participaron alrededor de 1.200 niños y niñas.
Dejesús Brítez, presidente del Consejo de Administración de la entidad solidaria, expresó que la organización estuvo a cargo del Comité de Educación, y que, para la entidad, es tradicional este tipo de celebraciones.
“Quisimos hacer un lindo homenaje en recordación a nuestros niños mártires de la batalla de Acosta Ñu aquel 16 de agosto de 1867. Esta fecha debería servir para revalorizar el derecho de nuestros niños y niñas”, manifestó.
En otro momento el presidente lamentó que el Estado no se caracteriza por brindar de espacios similares para los chicos, y que ahí acuden las cooperativas organizando emotivos espacios.
“Este tipo de celebraciones no solo se deben hacer una vez al año. Sino también, repetirlas en varias oportunidades. Los chicos merecen ser homenajeados siempre. Que disfruten de esta hermosa etapa de la vida”, apuntó.
Finalmente, el entrevistado destacó la alta convocatoria de chicos con sus familiares. 
Cabe destacar que a la par que se desarrollaba el festejo para los chicos, en la cancha de fútbol de la Amsamil, se disputaban los juegos finales del torneo donde participa el equipo representativo de la entidad solidaria.
El próximo torneo se iniciará en el mes de septiembre y todos los socios están invitados.