ALIANZAS CON EL ESTADO PROMUEVEN EL DESARROLLO SOCIAL

0
82

COOPERATIVAS SON BRAZO DE APOYO PARA EL PAÍS

Política y cooperativismo son dos agentes que tienen que ir de la mano en proyectos para alcanzar la transformarción económica y social que el Paraguay necesita. Las cooperativas tienen herramientas poderosas.

Existen países de primer mundo que adoptan el modelo democrático de las cooperativas en sus gobiernos.

Un claro ejemplo de ello es Suiza, que cuenta con una alta participación de cooperativistas en el Parlamento.

Para muchos líderes del movimiento cooperativo, las cooperativas son como miniestados, las escuelas ideales para conocer las necesidades de la sociedad, encarar soluciones y a partir de ahí aportar el crecimiento del pueblo. Para esto, es necesario aplicar las “Tres A” de las Cooperativas: Autoayuda, Autogestión y Autocontrol.

La conjugación de los valores ayudará a resolver el problema bajo el modelo democrático. Está demostrado que las políticas públicas encaradas entre cooperativas y el Gobierno tienen resulta dos positivos para el desarrollo. Claros ejemplos de ellos son los cursos de oficios que permiten la rápida inserción laboral. Esto llega a distintas comunidades gracias a cooperativas que trabajan con el Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP)

Relación entre sectores

Para los cooperativistas, la clave está en no mezclar la política institucional con la partidaria dentro de las instituciones.

Ellos no están ajenos a tener candidatos electivos para cargos en el Gobierno, pero esto no debe incidir en la autonomía y principios de las cooperativas. La única forma de generar cambios es tomando decisiones, y eso solo se puede desde el Gobierno.

Este tipo de instituciones deben tener un trato muy especial por todo lo que aportan a la ciudadanía. En los últimos tiempos, este sector es considerado como un brazo de apoyo, considerando que cumple con muchas funciones del Estado.