Cooperativas consolidan estructuras y presentan evoluciones favorables

0
66

El movimiento cooperativo cierra un año positivo en distintos aspectos. La educación, tecnología y lo financiero fueron los focos principales de trabajo.

El trabajo encarado por las cooperativas en el 2019 posicionan al modelo entre las mejores opciones para el desarrollo y la construcción de la vida digna de los seres humanos.

En este ejercicio se destaca una gestión integral en el fortalecimiento institucional, que se multiplica en bienestar para los más de 1.800.000 paraguayos socios de cooperativas. En lo financiero se observan crecimientos.

Las cooperativas de ahorro y crédito aumentaron sus activos en un 5,3% con G. 17,09 billones al cierre de octubre de 2019; mientras que las de producción mostraron un incremento de activos del 5,4% con G. 12,8 billones.

Estos datos oficiales del Instituto Nacional de Cooperativismo (Incoop) muestran que las cooperativas se han mantenido competitivas y cumplieron con el objetivo de estar cerca de los socios, acercando bienestar en cada etapa de la vida.

Los parámetros de seguridad fueron fortalecidos, los niveles de riesgos analizados por el ente regulador dan mayores garantías a la salud de cada entidad solidaria y a los intereses del socio.

La conformación de un nuevo Consejo Directivo, luego de las elecciones del 14 de diciembre, es una novedad en el sector solidario.

El nuevo equipo tiene el deber de continuar con la misión de dar mayores garantías al sector y expandir las ventajas para los distintos tipos de cooperativas.

El fondo de garantías, un factor común en el plan de trabajo de los cooperativistas, es una asignatura crucial para la seguridad de los ahorros del socio.

El objetivo es que en el 2020, se promulgue el proyecto de ley para bien de 1.800.000 paraguayos.

Pilares sólidos en educación y defensa gremial

El cooperativismo tuvo un alto impacto en sus acciones. La formación y capacitación constante fueron los focos.

La Confederación Paraguaya de Cooperativas (Conpacoop) cumplió con su misión de fortalecer la estructura educativa.

El Sistema Nacional de Educación Cooperativa (SNEC) es un modelo de formación dirigencial y gerencial que se ha potenciado para ganar protagonismo a nivel internacional.

Este formato que se viene desarrollando desde el 2016 ganó espacios en el campo digital y tecnológico a través de las plataformas virtuales que presentaron las distintas federaciones para capacitar a sus líderes y así ofrecer mejores soluciones.

Dinamizar la educación y ofrecer una metodología que brinde mayores facilidades en el acceso a la educación fue una de las ideas para habilitar los b-learnig, cursos a distancia.

Otra acción encarada por la entidad, después de participar en la XXI Conferencia Regional de Cooperativas de las Américas, es la creación de una base de datos que detalla todas las actividades concretas desarrolladas por las instituciones solidarias en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Mediante este proceso, se quiere mostrar al mundo el compromiso de las cooperativas con los valores y principios universales que buscan construir un mundo mejor. Algunos de ellos son temas relacionados al cuidado del medio ambiente, la educación, la generación de empleos dignos, la lucha contra la pobreza y la alianza con entidades para cumplir con lo prometido.