“Los desafíos existen para poder superarlos”

0
89

Carlos Nuñez de la Cooperativa Ricardo Brugada. destaca la capacidad que debe tener una cooperativa para ser administrada y así entregar soluciones a sus miembros.

Con el objetivo de jamás fallarle al socio y con 22 años de servicio Carlos Espínola vio nacer a su cooperativa en 1998 en el emblemático barrio Ricardo Brugada.

“Un amigo me comentó que nuestro barrio necesitaba una farmacia o una cooperativa para el servicio del barrio, optamos por la creación de una cooperativa y nos movilizamos con los formularios que nos proveyó el Incoop en esa época”.

Uno de los requisitos para formar la tan anhelada entidad solidaria era la capacitación de sus miembros de la cual participó Espínola con otras 6 personas, luego convocaron a una asamblea donde participaron más de 200 personas naciendo de esa manera la cooperativa.

A lo largo de sus años de recorrido el cooperativista resalta la labor de brindar ayuda a sus socios.

“La cooperativa fue creada para cubrir la necesidad de los habitantes de la zona, los pobladores no lograban acceder a créditos de ningún tipo al no poseer ingresos fijos o por tener puestos de trabajos informales como albañiles, pescadores o recicladores, nuestro propósito era el poder ayudar a todas esas personas facilitándoles el acceso a créditos y de esa manera mejorar sus condiciones de vida”.

Al ser una cooperativa enfocada a servir a un barrio emblemático el espíritu de solidaridad es uno de los valores más importantes que se debe practicar en el día a día.

“Ser solidario desde mi punto de vista es observar las necesidades del socio y buscar la manera de entregarle lo que pide a través de un correcto desempeño de las funciones”.

Al ser comentado por la verdadera esencia del cooperativismo en referente reflexiona acerca de los cargos que se ocupan dentro de las instituciones y resalta que de nada sirve ocupar un puesto si no brindará ayuda a sus asociados.

“De nada sirve ostentar un cargo sin tener la capacidad y condición de ser servidor sin importar la hora o el lugar. Un cooperativista que tiene un cargo tiene que saber corresponder a los socios en todo momento”.

En cuanto a aspiraciones el cooperativista busca el crecimiento constante de su casa solidaria, resalta la constante capacitación para poder ejercer correctamente las funciones y a modo de mensaje final Carlos insta a las cooperativas a ser solidarias entre ellas mismas para generar cambios que beneficien tanto a la institución como a su membresía.