“En el cooperativismo encontré un gran motor para seguir sirviendo”

0
64

La referente resaltó la importancia del apoyo familiar y de los compañeros en el día a día como principal impulsor para seguir creciendo y compartir desde su cargo con la misma pasión y entrega siempre.

Su inmenso amor al servicio, a la enseñanza y acompañamiento a su comunidad fueron los fuertes propulsores para que Corina Martínez inicie su recorrido en el interesante y apasionante mundo del cooperativismo.

Carolina Martínez, tesorera de la Cooperativa Ñemby.

Con mucha emoción recordó el día de su jubilación como docente, significaba cerrar una de las etapas más amada por ella en la vida, hasta que comenzó a relacionarse con un interesante grupo de madres de familia que acudían a las reuniones de la entidad y en los espacios que esta ofrecía a todos los hijos de socios.

A la par de ir dejando la enseñanza en aula, decidió asociarse a la cooperativa Ñemby siendo así socia 1.943. El acompañar a su hija a sus clases de órgano la ligó lentamente a la institución, en sus actividades ayudaban monetariamente a la escuela que les daba una gran motivación a los pequeños artistas.

Pronto la profesora Corina Martínez recibe la cordial invitación para ser parte activa de la entidad.

El portavoz fue uno de los representantes del Consejo de Administración, que la invitó a ser parte de la dirigencia y ahí comenzaba un largo y productivo camino que nuestra referente vio como una magnífica oportunidad para seguir el sendero de la ayuda a la comunidad desde los comités que le tocara conformar.

“Sin duda para mí representaba un nuevo sueño, un nuevo desafío, el que me permitiría seguir cooperando y relacionándome de forma cercana con mi comunidad. Ocupé el cargo de presidenta del comité de educación, luego pasé al consejo y desde ese momento me mantengo sirviendo desde allí”. expresó Martínez.