La Unibe comienza un proceso de actualización curricular

0
87

Mejorar la formación del estudiante y proveerle al egresado las herramientas que le permitan vincularse a escala global es uno de los objetivos que busca la casa.

Dentro del marco de celebración de sus cincuenta años, y en su apuesta por la innovación, la casa de estudios inició una fase de formación de su planta académica, que implicará tanto al personal técnico como también a los docentes.

La metodología que busca incorporar la institución está basada en competencias, con un sistema de créditos y, fundamentalmente, en el aprendizaje del estudiante, explicó la Dra. Sanie Romero, rectora de la Unibe.

“Es un cambio de paradigma importante. Si bien lo venimos implementando hace bastante tiempo en la universidad, queremos hacer un rediseño de nuestras mallas curriculares”, señaló.

El claustro de docentes, desarrollado del 26 a 27 de febrero en la universidad, dio inicio al proceso. Para ello, contó con el Dr. Pablo Beneitone, experto con amplia experiencia en proyectos de movilidad académica. Está previsto que el docente desarrolle un trabajo con el cuerpo técnico de la Unibe para la incorporación de este nuevo enfoque y propiciar la innovación académica.

Buscan un estudiante universal

La globalización exige actualmente un nuevo perfil profesional, y es responsabilidad de la universidad proveer la herramientas necesarias a los estudiantes para que puedan desarrollarse e insertarse en el mercado laboral a nivel mundial sin mayores inconvenientes.

Los nuevos tiempos piden una mirada hacia el alumno planetario, que pueda desempeñarse, a través de su formación académica, en compañías nacionales o multinacionales. “Ese es el desafío, y confiamos en la capacidad que tiene el equipo técnico y docente de nuestra universidad para emprender este gran camino y generar estos procesos de cambios que tanto requieren la educación paraguaya”.

Enfoque basado en competencias

La innovación proyectada por la Unibe es el enfoque basado en competencias, que en varios sistemas educativos universitarios del mundo ya se aplica con buenos resultados.

El Dr. Pablo Beneitone, especialista que estará al frente de la implementación, explicó que el sistema presenta dos ventajas principales. Por un lado, mejora la calidad de formación y de los graduados universitarios; y al mismo establece un lenguaje compartido a escala global.

Este enfoque puede ser aplicado perfectamente a cualquier carrera de grado o posgrado y su puesta en práctica implica una reflexión profunda de diversos puntos del sistema académico, señaló.