Incoop favorece con alternativas para enfrentar la crisis por covid-19

0
150

A través de la resolución 21.699/2020, el ente regulador dispuso una medida excepcional de apoyo para sectores afectados económicamente por la propagación del covid-19.

El impacto negativo que se genera a raíz de la pandemia tiene un efecto directo en el ingreso económico de los socios, esto repercute en la capacidad de pago y el cumplimiento de las obligaciones relacionadas a los servicios financieros adquiridos.

El presidente del Instituto Nacional de Cooperativismo (Incoop), Lic. Pedro Elías Löblein habló de la necesidad de facilitar herramientas de trabajos a las cooperativas, para que ellas encuentren soluciones efectivas con sus socios.

En uno de sus artículos, se establecen plazos hasta el 31 de diciembre para la formalización, consolidación, refinanciación o reprogramación de los créditos otorgados. Todos los casos deben ser analizados y aprobados por las cooperativas.

“Flexibilizamos al máximo todo lo establecido en el marco de regulación y así otorgamos a las cooperativas la posibilidad de reglamentar los reglamento de créditos para que puedan negociar con su gente según la situación que viven”, indicó.

Si bien el tiempo de gracia para el socio puede ser extendido hasta un año, el titular del Incoop considera que lo recomendable es extender 15 a 30 días como máximo, en lo posible. La fijación de estos nuevos plazos es una decisión única y exclusiva del Consejo de Administración de cada entidad solidaria.

Los socios que se vean beneficiados con estas medidas alternativas serán perjudicados en su calificación crediticia, es decir mantendrán la misma categoría.

“Cada cooperativa va a tener que reglamentar porque ellos conocen la realidad de sus socios. Las condiciones en basan en todo lo abordado en la resolución”, finalizó.

Un respiro para las Mipymes

En importante volver a mencionar que la aplicación de todas estas alternativas depende directamente de los Consejos de Administración de las Cooperativas. Asimismo es importante resaltar que de ser aplicadas las medidas, esto se convierte en un respiro para cientos de emprendores, productores o comerciantes que operan con las cooperativas.

En tal sentido, el titular del Incoop dijo que es fundamental inyectar capital operativo para que la gente siga trabajando y que la economía no se vea muy afectada.

Prevén duro golpe para el ejercicio 2020

Las previsiones afectan considerablemente a las cooperativas. Löblein informó que no se cambia la escala de previsión, pero si se la da la atribución a las cooperativas para que las previsiones generadas a partir de ahora puedan diferir en ejercicios futuros hasta 36 meses. Es decir, tienen tres años de tiempo. “Esto es un respiro para las cooperativas. Así creemos que las cooperativas podrán decir los costos y a la vez disminuir los intereses al socio en este proceso d refinanciación, reprogramación, concesión o consolidación de créditos”, detalló.

Con esta medida se pretende que el impacto negativo se sienta de forma gradual en los próximos tres años, sin la necesidad de sobrecargar todo lo negativo en este ciclo.

Amplían plazos para enajenación de bienes

La enajenación de bienes adjudicados en dación de pagos en conceptos de recuperación de créditos se amplió a 36 meses. Un vez que pasen este plazo, todos los inmuebles adjudicados del 1 de enero al 31 de diciembre de 2020, deben ser previsionados.

Esto significa costos para las cooperativas y con la medida ellas tienen un mayor tiempo para negociar inmuebles y no estar forzados a castigar el ejercicio en tan corto tiempo.