Con los recaudos necesarios, la producción sigue su ritmo

0
83

Si bien el trabajo en el campo no puede detenerse, las entidades asociadas a la Federación de Cooperativas de Producción (Fecoprod) redujeron sustancialmente su capacidad operativa.

Varias cooperativas de producción siguen parcialmente el desarrollo de sus actividades, pero con las medidas sanitarias establecidas por las autoridades públicas con el fin de evitar la propagación del covid-19.

Eugenio Schöller, presidente de la Fecoprod, señaló que esta situación tiene un impacto muy fuerte en el sector, y la mayoría de las cooperativas se encuentran con su personal reducido, entre 50% y 60% del total.

Por otra parte, la soja, el maíz, y el trigo pasan por una fase de volatilidad de los precios internacionales ante el escenario de la pandemia, lo que también impacta sustancialmente sobre la economía local.

Es importante recordar que la zafra sojera 2019-2020 apuntaba a recuperar al sector productivo, ya que los rendimientos logrados en el campo llegaron a cifras sobresalientes. Sin embargo, la aparición del covid-19 cambió la situación y actualmente el panorama es de incertidumbre.

El precio de la soja se ve especialmente afectado, señaló Schöller. Asimismo, la pandemia genera diversos inconvenientes en los trabajos que realizan las cooperativas de producción, ya que existen muchas restricciones.

Por otra parte, el titular de la Fecoprod destacó las disposiciones tomadas por el Gobierno nacional para evitar la propagación masiva del virus. “En otros países no se tomó en serio, y actualmente viven una situación catastrófica”, señaló.