Sugieren técnicas para instalar hábito del ahorro

0
145

La práctica del ahorro es una forma de prevención ante las posibles necesidades a futuro. Instalar esta cultura en la cotidianeidad ayuda a mantener una vida ordenada.

La educación financiera puede representar la diferencia a la hora de evitar caer en necesidades económicas, según el presidente de la Cooperativa Poravoty, Miguel González. Por esa razón, todos sus socios y funcionarios deben proyectar convertirse en ahorristas. “Siempre le digo a la gente que no se preocupe, hay distintas categorías de ahorristas; hay socios que ahorran mucho y socios que ahorran de acuerdo a sus capacidades, por eso reitero que G. 5.000 ya es ahorro, que puede ser por día o mensual”, detalló el titular de la entidad solidaria.

Para la institución, la educación financiera debe ser una necesidad elemental para todas las personas, porque permite comprender la naturaleza de la economía solidaria. En efecto, desde la entidad recomendaron que los créditos se destinen a la inversión, para ampliar la casa o mejorar el negocio.

Del mismo modo, el cooperativismo como estilo de vida es indispensable para enfrentar crisis económicas y necesidades tanto sociales como económicas, puesto que sus principios establecen la cooperación, la solidaridad y la ayuda mutua entre las personas.

Estrategias financieras

Una opción recomendada por el presidente consiste en retirar un crédito, por ejemplo, de G. 20.000.000 y destinarlo a Ahorro a plazo fijo; de esa forma, el socio puede establecer el plazo de crédito a 24 meses y el ahorro también de 24 meses, para complementar ambos procesos de manera totalmente equilibrada. Entonces, al final del proceso tras los 24 meses, el socio queda teniendo un ahorro de G. 20.000.000, que a futuro le sirve como respaldo para retirar créditos de mayores proporciones e invertir para su crecimiento económico. Con esa estrategia, un crédito es un elemento que sirve para el ahorro de dinero.

“Aparte de eso, ahí perfectamente el socio está cumpliendo con su cooperativa, ya que por un lado saca un crédito y coopera, mientras que por otro lado, se convierte en ahorrista”, agregó el presidente.

Incluso, mencionan que un ahorro bien planificado puede convertirse en un fondo para la jubilación voluntaria de las personas. El modelo cooperativo permite acceder a créditos y generar ahorros a corto y largo plazo, de manera que los ahorristas dispongan siempre de una fuente de ingresos que sirva como alternativa para sobrellevar una crisis económica, el desempleo o mantener con vida un emprendimiento.