Culmina una zafra de elevado rendimiento

0
13

La campaña sojera 2019-2020 arrojó excelentes rendimientos en las distintas zonas productivas del país. Sin embargo, los granos actualmente están parados en los silos por los problemas de navegabilidad de los ríos.

Con una producción que sobrepasa las 10 millones de toneladas, la cosecha de soja se recuperó de la caída que sufrió en la temporada anterior. 

No obstante, los bajos precios de los granos y los problemas de navegabilidad que presentan los ríos actualmente son factores que preocupan al sector productivo, señaló Eugenio Schöller, presidente de la Federación de Cooperativas de Producción. “Es un gran inconveniente, porque el productor debe seguir pagando sus cuentas, sus impuestos”, expresó. 

Mencionó el caso de la Cooperativa Colonias Unidas, que este año recibió 400 millones de kilos de soja, y que hasta el momento solo pudo enviar 30 millones de kilos debido a la imposibilidad que tienen las barcazas para trasladarse por los cauces hídricos del país. 

Por otra parte, la cotización del grano se devaluó sustancialmente en los últimos años. Además, muchas veces, el productor no acierta en el momento de comercializar su producción. Este factor arroja un resultado menos favorable, explicó el titular de la Fecoprod.

Más allá de los inconvenientes mencionados, Schöller destacó la zafra. Señaló  que en muchas parcelas se obtuvieron rendimientos superiores a los 5.000 kilogramos por hectárea. Recordó que estos resultados se logran cuando se juntan los siguientes factores: las condiciones climáticas favorables, un buen manejo del suelo y la aplicación de las mejores tecnologías. 

Campaña triguera 

En medio de la pandemia del covid-19, se inicia una nueva campaña triguera, con expectativas de siembra similares al año anterior. Sin embargo, los molinos que procesan el cereal, muchos de ellos de las cooperativas de producción, se encuentran con una cargada actividad.

El presidente de la Fecoprod mencionó que cerca de cinco cooperativas cuentan con sus propios molinos de trigo, y que de trabajar entre 4 y 8 horas por día pasaron a procesar el cereal durante las 24 horas del día. 

Esta situación se debe a las restricciones vigentes para disminuir la propagación del covid-19, que indirectamente repercutió en el ingreso de harina de trigo de países vecinos. “Es decir, estamos con más consumo del producto que se elabora en Paraguay, lo que genera mayor cantidad de mano de obra nacional y más liquidez para el país”.

Rechazan la intención de más impuestos para el sector

Ante las intenciones de proponer la aplicación de nuevos impuestos que afecten al sector agropecuario, la Fecoprod emitió un comunicado para rechazar categóricamente esta posibilidad. 

Desde la federación señalan que es necesaria una reestructuración del funcionamiento del Estado. Específicamente se hace mención al gasto público, donde se considera que existen muchos recursos que se utilizan ineficientemente. 

Por otra parte, se recuerda que el sector agrícola, con la aplicación de la nueva reforma tributaria, se encuentra nivelado y no existe ninguna diferencia con otros segmentos económicos del país. Asimismo, se encuentra vigente una carga tributaria del 5% sobre las exportaciones de soja.

En el comunicado también destaca el trabajo solidario de las cooperativas de producción en sus comunidades de influencia, con servicios y la provisión de insumos básicos. Es importante recordar que más de 80 toneladas de alimentos fueron donados por el sector agrícola y cooperativo a sectores afectados por la pandemia.