Cooperativas reducen el impacto de la morosidad

0
61

Las disposiciones emitidas por el ente regulador tienen la intención de proteger la salud financiera de las entidades y atenuar el daño que puede generar la recesión de la economía.

Con esto se crean los “Cargos diferidos autorizados por el Incoop”, y se implementa el nuevo plan de cuentas cooperativo estandarizado para Ahorro y Créditos y Producción. La intención es encontrar una unificación del registro contable, en relación con los intereses o previsiones causadas desde el mes de marzo. Esto involucra de forma exclusiva a las centrales y cooperativas.

El presidente del ente regulador, Lic. Pedro Elías Löblein, explicó la posibilidad de diferir la situación hasta dentro de los próximos tres años. Se debe crear una cuenta dentro del grupo de cargos referidos, autorizados por la autoridad de aplicación.

“El tema fundamental es que por esta cuestión de la pandemia se vio que va a subir la morosidad. Por una situación de la crisis misma, no se puede cumplir con los gastos. Todo esto implica previsión, que va  a causar pérdidas. Entonces no se va a castigar en este ejercicio, sino se va a ir reconociendo”, detalló.

La previsión es una herramienta financiera que las cooperativas aplican a los contratos o créditos otorgados una vez que empiezan a tener atrasos. Es una forma de recuperar el dinero entregado al socio, pero con fondos propios que vienen de las disponibilidades.

La iniciativa da cierto respiro a las cooperativas y amortiza todo lo que genera la morosidad en cada institución.

Existe un cuadro legal de previsiones establecidos por el ente regulador, la normativa original establece que la primera previsión se debe realizar a los sesenta días de mora del socio y el plazo más extendido es a los un año. Pero con este sistema, cada institución puede rever su situación, para aprovechar la medida.

Escenario negativo

La crisis genera mucha inestabilidad. El sector solidario espera este año un aumento en la morosidad. Todo el paro financiero hizo que mucha gente acceda a las flexibilizaciones otorgadas por las cooperativas, pero así también existen créditos que entran en mora.

Toda esta situación afecta a los resultados financieros en las cooperativas. El efecto más directo se da en las previsiones.

Buen uso de la herramienta

El Lic. Ariel Torres, asesor técnico de la Conpacoop, sugirió a cada cooperativa evaluar minuciosamente la situación por la que atraviesan. Cada institución se desenvuelve en un escenario particular, porque tienen realidades diferentes en relación a los socios y tipos de actividades.

 “Hay entidades que son de funcionarios públicos, con descuentos directos. A esas cooperativas no les recomendaría que apliquen esta medida. Ellos no sufren por culpa de la emergencia sanitaria, lo que va a ocurrir es que van a disfrazar su morosidad y no por culpa de lo que se vive”, expresó.

En cambio, existen organizaciones que tienen como socios a trabajadores independientes, cuentapropistas y la falta de ingresos hizo que no cumplan con las obligaciones. Esa situación genera pérdidas para las cooperativas y en esos casos se van a recuperar más adelante, agregó.

Las instituciones pueden diferir hasta en 36 meses y pueden hacerlo de acuerdo a la realidad y posibilidad de sus resultados.