Educación: pilar fundamental para el cooperativismo del país

0
126

La referente de la semana destaca la correcta gestión y el apoyo a la comunidad como valores que han hecho de su institución un sitio de confianza para sus socios.

Guillermina Martínez, presidenta y socia fundadora de la cooperativa Ricardo Brugada, se inició como cooperativista en 1993. Fue en ese año que 200 visionarios se convirtieron en el cimiento de una noble institución, donde ella es dirigente, que nace en el seno de un populoso y vulnerable barrio de Asunción.

Conoció todos los estamentos de la entidad solidaria. En los primeros años, formó parte de los comités de Educación, Créditos y Recuperación de Créditos. Este recorrido de dedicación y compromiso le fue reconocido con un cargo electivo: los socios la eligieron directiva y sus pares directivos la asignaron vicepresidenta, luego, en el 2016, se ganó la presidencia.

GUILLERMINA MARTÍNEZ BALCÁZAR, PRESIDENTA DE LA COOPERATIVA RICARDO BRUGADA

Para la dirigente, el Comité de Educación fue uno de los lugares en el que sintió y vivió en primera persona las dudas y necesidades de los socios.

“La educación es unos de los trabajos más difíciles e importantes, en la esencia de tener la responsabilidad de enseñar a las personas el sentido de pertenencia con la institución. Instruir en finanzas, disciplinar en el hábito del ahorro y por sobre todo enseñar que las instituciones solidarias existen para ayudar al desarrollo de los socios a través de sus diferentes productos y servicios, es clave en este modelo”, afirmó.

Un compromiso especial

La referente comentó que la Cooperativa Ricardo Brugada es muy diferente a otras instituciones de este tipo. En un alto porcentaje, la membresía está constituida por trabajadores informales dedicados a la pesca, la albañilería o las ventas ambulantes, donde los embates de las inundaciones y la pandemia son factores que afectan a los asociados y por consiguiente a la cooperativa.

“Es difícil mantenerse en el tiempo con todos los problemas que surgen, después de sufrir varias inundaciones nuestros ahorristas retiraron todos sus ahorros; otros, en cambio, se ven obligados a retirar su membresía al no poder continuar con sus obligaciones debido al covid-19 que les quitó sus ingresos diarios”, sentenció.

Por otra parte, una de las principales misiones en el cooperativismo es la solidaridad y la ayuda mutua, consideró.

“La solidaridad resume todo, una cooperativa se inicia para ayudar a las personas, si no hay solidaridad entre instituciones, entre personas, en un barrio o un país, no hay nada”, agregó.

Un claro ejemplo es la colaboración entre entidades hermanas donde Martínez resalta con entusiasmo la constante ayuda que reciben por parte de la Cooperativa 8 de Marzo con la práctica del 6º principio del cooperativismo, enfatizó.