Papel protagónico en el rubro lácteo

0
59

La producción de este alimento esencial comenzó un proceso de crecimiento hace más de quince años, con una participación significativa del sector cooperativo.

Representantes del sector lácteo paraguayo brindaron datos actuales de esta actividad que involucra toda una cadena de valor para llegar como un producto terminado hasta la mesa del consumidor final. Fue para conmemorar el Día Mundial de la Leche, que todos los años se celebra el 1 de junio. 

La producción de leche tuvo un crecimiento sustancial en la última década y media. Marcelo Portaluppi, gerente de Tecnología Pecuaria y responsable del Programa Lechero de la Federación de Cooperativas de Producción (Fecoprod), recordó que entre el 2005 y el 2006, el volumen obtenido a nivel país se encontraba en 900.000 litros por día. Actualmente, en todo el Paraguay se producen cerca de 2.700.000 litros por cada jornada. 

Dentro de este crecimiento, el gran impacto se dio principalmente en el sector de las cooperativas de producción, que actualmente procesan el 88% de toda la leche que se industrializa en el país. La capacidad instalada en la industria local es de 2.500.000 litros por día. 

“El efecto que tuvieron nuestras cooperativas y nuestros productores vinculados a esa cadena han sido tremendos para la lechería nacional”, señaló Portaluppi. 

Desafíos 

Si bien la producción láctea local abastece el consumo interno, que actualmente se encuentra en cifras cercanas a 135 litros por persona al año, e incluso deja un saldo exportable, los desafíos son permanentes para este sector.

Portaluppi señaló que las cooperativas vinculadas a esta actividad buscan optimizar la competencia en todos los aspectos. Entre los principales parámetros que se buscan mejorar,  mencionó la alimentación del hato lechero, la producción de los costos, los márgenes a nivel del productor, y la eficiencia de las industrias.

Manifestó que las cooperativas se encuentran en plena fase de adopción de nuevas tecnologías en sus líneas de producción para diversificar los productos que ofrecen al mercado. De esta forma se gana el nivel de competitividad y se prepara a la industria para un mundo más globalizado, explicó.

Transferencia  de tecnología 

Más allá de las cifras mencionadas, el sector cooperativo siempre se posicionó como el motor impulsor de este rubro a nivel nacional. Esto no solamente se observa en lo referente a la competitividad del segmento, sino también en la transferencia de conocimientos y tecnologías al pequeño productor mediante el modelo asociativo que fomentan las cooperativas. 

Portaluppi señaló que se busca acercar la tecnología a pequeños productores que todavía no están vinculados a las cooperativas. Por otra parte, el objetivo es transferir el modelo asociativo de trabajo y posteriormente incorporarlos a la cadena de valor de la producción láctea. “Es un desafío interesante, que tiene un alto impacto en el desarrollo rural a nivel nacional”, expresó.

Celebración 

El 1 de junio es la fecha proclamada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) para recordar el Día Mundial de la Leche. 

En Paraguay, la celebración es organizada anualmente por la Cámara Paraguaya de Industriales Lácteos (Capainlac). Este año el evento se realizó en el salón auditorio de la Unión Industrial Paraguaya (UIP) y se volvió a destacar la alta participación del modelo cooperativo en la actividad.