Cooperativismo y emprendedurismo son los canales para la reactivación

0
76

La esencia del cooperativismo es la solidaridad y ayuda mutua. Bajo esta premisa y con el propósito de levantar la economía, mediante las mipymes, el sector encara acciones.

El 80% de los empleos, en Paraguay, son generados por las micro, pequeñas y medianas empresas. El movimiento cooperativo es un pilar importante de crecimiento de la fuerza emprendedora. Las estadísticas demuestran que tienen gran incidencia en el proceso de formalización, y el 11% de los créditos otorgados van destinados a la creación de emprendimientos.

Ante este escenario, el Estado ve a las cooperativas como aliada poderosa para la reactivación. Si bien existen dificultades y situaciones no resueltas, se canalizaron alternativas como los créditos del Fogapy y el fiduciario.

Ambas propuestas emergen de un plan de salvataje para proteger a las mipymes de la posibilidad de quiebre por falta de capital. Contener los comercios y mantener el empleo son los objetivos principales.

Esto muestra y posiciona a las cooperativas como herramienta de crecimiento socioeconómico en el país. Los datos del Instituto Nacional de Cooperativismo (Incoop) indican que más de 1.800.000 paraguayos confían en el modelo solidario y utilizan los servicios financieros para cumplir sus proyectos.

La reflexión del presidente del ente regulador, Lic. Pedro Elías Löblein, es que este tipo de organizaciones cumplen un rol de soporte y sostén. Muchos son los socios que tienen negocios unipersonales y necesitan un tipo de ayuda para hacer frente a la pandemia.

En ese sentido, el cooperativista realizó un resumen general de las alternativas ofrecidas a las cooperativas para flexibilizar los pagos e intereses con sus socios en general, acciones que repercuten directamente y se convierten en un respiro para los micro, pequeños y medianos empresarios.

Intereses bajos

Los reportes remitidos al ente regulador ponen en evidencia el rostro humano del cooperativismo. Instituciones decidieron disminuir sus tasas de interés para otorgar créditos blandos al socio. Esto lo aplican en respuesta a la crisis económica y los fondos utilizados son propios.

Herramientas financieras

El desembolso a las sesenta cooperativas, beneficiarias del fideicomiso se realiza con éxito. Este producto proveído por la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD), es una inyección de capital concedida a las entidades solidarias, con un interés del 0,5%, para que ellas otorguen créditos a sus socios empresarios, con un margen de interés del 5%.

Empleo digno y acceso a créditos

En el marco de los Objetivos de desarrollos sustentables el acceso y el fomento del trabajo decente es una de las misiones de las instituciones u organizaciones involucradas.

Las cooperativas son modelos y ejemplos en este punto. A través del asesoramiento y los productos financieros otorgados para la creación de empresas, promueven la generación de empleos. Sus socios son los motores y pilares económicos para otras familias.

Un proyecto para asociar a empresas

El diputado Edwin Reimer informó acerca de un proyecto de ley presentado al Congreso nacional para modificar la Ley de Cooperativas en el punto específico que elimina la posibilidad de tener como socios a personas jurídicas, es decir, sociedades anónimas y otros tipos de empresas.

La aprobación de esta modificación puede ser crucial para el crecimiento del cooperativismo y la dinamización del sector empresarial.

“Muchos socios de cooperativas tienen empresas; algunos familiares y otras en sociedad. Una de las trabas que encontramos es que  ellos buscan alternativas financieras, pero al ser persona jurídica no puede formar parte de la membresía de una cooperativa y por lo tanto no tiene como una alternativa el producto financiero de este sector”, explicó.

Esta normativa podría ser muy auspiciosa para el sector de la producción. La idea de fijar este punto en la ley se basa en lo provechoso que puede resultar para el crecimiento mancomunado de los paraguayos.