Estrategias financieras dieron un respiro a independientes

0
13

Los primeros 30 días de cuarentena, en la Cooperativa Ñemby, fueron un proceso de adecuación y concienciación. Todo el trabajo realizado generó buenos resultados para atenuar la situación.

El plan estratégico involucró a directivos, funcionarios y membresía. El trabajo en equipo y compromiso de estos tres factores permitieron que la disminución de movimientos no pase del 22%. La confianza de los socios se ve reflejada en el depósito de ahorros, se mantuvo con la misma rotación.

A más de tres meses de la cuarentena, y una recesión notable en la economía, la institución continúa con el trabajo de acomodación de pagos de cuotas o vencimientos de  los créditos. Un alto porcentaje que forma parte de esta masa societaria son cuentapropistas, tienen micros o pequeñas empresas.

La Lic. Liz Cristaldo, gerente general de la entidad solidaria, se refirió a la gestión encarada como positiva y con resultados a la vista. La gente entendió que la Cooperativa Ñemby es una verdadera familia y se acercó hasta los locales de atención para conocer las alternativas.

“Vimos mucho desempleo y disminución de ingresos. Nuestra única solución fue rever la situación caso por caso para no perjudicar al socio y que nuestra institución no se complique. Pusimos a disposición una serie de alternativas que fueron bien recibidas por cada persona con dificultad económica”, agregó.

En cuanto a los resultados proyectados en la asamblea de este año, informó que pese a la situación que se vive y todo lo que genera esta situación, se cumplirá con la meta.

El único objetivo en este momento, para los directivos, es no terminar con pérdidas el 2020 y ser ese canal de apoyo para toda la membresía.

Solidez y efectividad

El Incoop puso a disposición de las cooperativas la posibilidad de previsionar en un plazo de tres años, para amortizar las pérdidas. Sin embargo, la buena solvencia institucional permite que las previsiones se realicen de forma mensual, sin la necesidad de extremar recursos.

Acorde a las necesidades

El rostro social y humano se ve en la apertura que demuestran como institución para dar soluciones prácticas a la gente. Cada persona presenta una situación especial, por ese motivo cada caso debe ser tratado de forma única. Ese trabajo realizan los asesores, funcionarios y directivos de la entidad.

Innovación en los procesos

Los protocolos sanitarios se mantienen y respetan. Una nueva forma de gestionar las solicitudes se habilitó en el lugar. Los socios deben enviar sus copias de cédula y una autorización firmada por WhatsApp, para renegociar o reestructurar sus créditos.

Reflorecer los comercios

La Cooperativa Ñemby es una de las instituciones beneficiarias por el crédito fiduciario de la AFD. El convenio firmado con el ente estatal permitirá que los socios reciban un crédito con una tasa del 5%, una gracia de seis a doce meses y plazos de pago de hasta cinco años.

Este capital operativo es inyectado en consideración a la situación que arrastra a los socios de la institución. En su mayoría son trabajadores independientes o tienen emprendimientos que, a su vez, se multiplican en fuentes de trabajo para otros ciudadanos.