Priorizan bienestar de los paraguayos

0
84

Bajo la premisa: “Todos somos uno, uno somos todos. Somos paraguayos, somos cooperativistas”, la Cooperativa Ñemby sumó aporte solidario para paliar necesidades del Estado.

La Lic. Liz Cristaldo, gerente general de la institución, es una de las coordinadoras y propulsoras de este exitoso proyecto que tiene un alto impacto en el combate contra la pandemia, y por sobre todo que perdurará en el tiempo una vez que culmine la situación.

La esencia del cooperativismo es lograr el bienestar de todos los habitantes del territorio nacional. Las acciones que se encaran tienen un efecto multiplicador no solo en aquellas personas que forman arte de la membresía de una cooperativa, sino que es pensado en aquellas personas que pueden ser contagiadas y necesitaran un espacio o lugar para su recuperación.

El presidente de la Cooperativa Ñemby, Lic. Osmar Alonso, manifestó ser conscientes de la situación que se vive y de las carencias que refleja el sistema sanitario. Ese es el principal motivo por el cual, como entidad solidaria, no pueden estar ajenos a la causa.

“Es un momento muy importante, se vive una situación muy difícil. Al principio de todo esto, era sabido que un déficit muy importante era el de la cama para atender los posibles casos. Este grupo de 36 cooperativas liderado por mujeres cooperativistas, quiso dejar un legado importante que sirva hasta después de esta pandemia”, explicó.

Agregó que la entrega busca hacer sentir a las autoridades una mano solidaria, que a diario es un fuerte respaldo social, financiero y educativo para los más de 1.800.000 socios de cooperativas que habitan en Paraguay.

La Cooperativa Ñemby mostró su liderazgo y rostro humano desde el inicio de la pandemia. Sus acciones se centraron en ollas populares y donaciones de insumos a puestos sanitarios para aplanar la curva de necesidades.

Servicio y espíritu solidario para los compatriotas

Para la gerente general de la entidad solidaria, esta es una forma de hacer patria y servir a los paraguayos. Con esto queda demostrado que las cooperativas pueden proveer soluciones poderosas al Estado en caso de ser tenidas en cuentas como brazo ejecutor y de apoyo.

Lic. Liz Cristaldo, gerente general y Lic. Osmar Alonso, presidente de la
Cooperativa Ñemby.

“Cuando empezó todo, una tarde, nos sentamos a conversar de qué forma podíamos ayudar. Queríamos dejar algo que marque y siga siendo útil aún después de esta pandemia. Fue así que empezamos los diálogos para identificar las necesidades”, expresó.

Esta maravillosa iniciativa radica en el maravilloso gesto de trabajar por las personas que integran la comunidad. El propósito del cooperativismo es el bienestar social, financiero y educativo. Este fue otro de los puntos mencionados por la Lic. Cristaldo en su discurso ante los presentes.

“Todo esto nace en una conversación de un grupo de cooperativistas. No lo hacemos como confederación, o federación o centrales. Somos un grupo de cooperativistas y cooperativas que se interesó en el bienestar de la gente”, agregó.

Marcas en la historia

Las camas son una necesidad de primera línea ante este escenario. El sistema colapsado no daría abasto para recibir a todos los pacientes, este es uno de los motivos por lo que se decidió en su momento iniciar la cuarentena total. Este camino ayudó a aplanar la curva de casos en el país.

Agradecimiento especial

Liz Cristaldo mostró su gratitud a todas aquellas personas, instituciones, y grupos que se sumaron a la gran iniciativa encarada. El sí que se le dio al llamado de la solidaridad servirá para que muchos compatriotas estén a salvo en esta etapa dura que le toca vivir al país.