Mercado financiero exige a cooperativas

0
72

Los desafíos y el crecimiento del cooperativismo están ligados directamente a la competitividad que este demuestra para con sus población.

El 2019 fue un año positivo para el movimiento cooperativo. Estudios revelan una gran evolución de las cooperativas en distintos escenarios. Asimismo, destacan puntos a ser mejorados. Reconocer las necesidades, el diseño de productos rentables y la satisfacción de necesidades de los socios son algunos de los  factores que deben ser reestructurados.

Existen indicadores de alta incidencia en la medición del impacto de las cooperativas en el sistema socioeconómico. Algunos de ellos son la productividad y la calidad de cartera, la rentabilidad, el fondeo de operaciones, la liquidez, capitalización, y, por último, los costos frente a los ingresos. Cada punto específico tiene un subindicador.

En consideración a estos parámetros de gran relevancia, el sector debe observar a sus competidores más directos. Esto llevará a verificar y plantear de forma constante acciones para ganar la preferencia de los paraguayos.

La empatía con cada socio es determinante en el momento de la colocación de los créditos ofrecidos. Cada producto financiero se debe ajustar a la realidad económica que se vive en cada segmento de la sociedad.

El asesor técnico de la Confederación Paraguaya de Cooperativas (Conpacoop), Ariel Torres, habló de la importancia de entender que trabajar con cooperativas implica un espectro de servicios que se trasladan a la comunidad, de tipos de asociados que se atiende.

“Todo esto hace a la pluralidad en la composición de nuestra membresía de nuestras organizaciones cooperativas. Eso hace que cada vez nos pongamos más desafíos enfrente para determinar las estrategias para atender mejor a los distintos sectores que estamos atendiendo”, explicó.

Efecto colateral

Un tema muy delicado y combatido por las entidades solidarias es la morosidad. Para el analista, las cooperativas existen gracias a sus socios, trabajan para y con sus socios. Cuando la membresía de las cooperativas sufre, las organizaciones también sufren. Consecuentemente se debe identificar un mecanismo de ayuda conjunta, con esto se logrará llegar a mayor parte de la población.

“En este punto deberíamos reflexionar porque las ayudas financieras que están siendo provistas por el Estado están teniendo muy poco arraigo a nivel interno de nuestras organizaciones”, manifestó.

Es decir, los productos financieros no se adecuan a las necesidades de los socios. Para no cometer la misma equivocación del Gobierno, se debería diseñar acciones acorde a la realidad.

Desafíos para el futuro

El Observatorio de la Conpacoop realizó un estudio de competitividad en relación a los informes facilitados por las 46 cooperativas de ahorro y crédito que existen en el país. Por primera vez se da la situación de que todas las organizaciones del tipo A están involucradas.

La valoración se aplicó de acuerdo a lo que se consideró que tienen una mejor calificación, que va del 1 al 4. El uno es la mejor calificación y el 4 es la más floja.

Dentro de los parámetros establecidos, solo fueron considerado los aspectos financieros: ingresos financieros y costos de las cooperativas. No se tuvieron en cuenta indicadores que están relacionados a la actividad social.

Productividad financiera

10 cooperativas tienen calificación 1 al 1,50 (Competitividad alta)

22 instituciones con valores del 2 al 2,50 (Competitividad media)

14 entidades solidarias tienen competitividad baja.

Rentabilidad

12 cooperativas muestran notas del 1 al 1,75 (Competitividad alta)

14 organizaciones puntúan del 2 al 2,75 (Competitividad media)

20 entidades tienen del 3 al 4 (Competitividad baja)

En este escenario se encontró a cooperativas con puntos de equilibrio que no llegan al 100%. Sus ingresos financieros no cubren sus costos. Se visualizó que los excedentes son consideramos los activos de las cooperativas y el índice de inflación.

Fondeo

Este aspecto es el más fortalecido de todas las cooperativas en general, que es el de cartera bruta en relación al capital. Aquí se vio que 42 cooperativas se encuentran dentro de la competitividad alta, dos se encuentran en competitividad media y una con un fondeo muy por debajo de la media.

Este resultado llama mucho la atención, y es una alerta para el sector, según los expertos.

Liquidez

Con dos 2 subindicadores como la Disponibilidad y Fondo obligatorio de liquidez, exige de trabajos, gestiones o acciones para elevar la competitividad. El primer subindicador mide la disponibilidad que son los activos totales. El segundo subindicador mide las disponibilidades contra los compromisos a corto y largo plazo.

5 cooperativas se encuentran con competitividad alta.

23 cooperativas, con competitividad media.

18 cooperativas, con competitividad baja.

Capitalización

4 cooperativas se encuentran con competitividad alta.

11 cooperativas, con competitividad media.

31 cooperativas, con competitividad baja.

Este es uno de los puntos débiles del sector solidario.