Educación cooperativa y su papel protagónico

0
57

Sin lugar a dudas, estamos ante un momento único en la historia de la humanidad, expresó el Dr. Ariel Guarco para tratar de ilustrar de manera sintética el escenario actual.

A nivel global, los desafíos se orientan a encontrar una salida a este problema; mientras que los análisis buscan predecir cómo será el mundo después de la pandemia. 

Dentro de esta coyuntura, el cooperativismo, su experiencia y sus propuestas, no pueden estar ausentes en el debate. “Es el momento de salir a convencer al mundo sobre la formidable fortaleza de los valores y principios cooperativos”, manifestó. 

En ese sentido, el presidente de la ACI afirmó que el principal aporte del movimiento cooperativo consiste en ofrecer más y mejor educación. De esa manera se puede asegurar que prevalezcan los valores de la cooperación, por encima del individualismo y la competencia, señaló.

Ejes de acción 

Ante el momento histórico que vive el mundo, resulta urgente establecer ciertas prioridades. En este nuevo contexto, es necesario que la educación cooperativa identifique los principales ejes de acción, expresó. Estos son: la población objetivo, los medios para desarrollar la educación cooperativa y la doctrina. 

En relación a la población objetivo, mencionó a los jóvenes. Señaló que representan un segmento que interpreta la necesidad de impulsar profundas innovaciones en distintos terrenos, y se encuentran en busca de los caminos para desarrollarlas. Esperan un futuro más solidario, ecológico, que esté centrado en las personas y en la comunidad, expresó.

Desde la ACI se impulsa con mucha fuerza la inclusión de la juventud en el movimiento cooperativo, señaló. “No queremos que estén en el banco de suplentes, queremos que entren a jugar ahora, porque los necesitamos ahora”, señaló. 

Para lograr la incorporación de los jóvenes se requiere de un gran esfuerzo educativo por parte del cooperativismo, ya que es el vehículo para acercar respuestas a través de un abordaje apoyado en la doctrina.

El sector de alimentos, las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC), el cuidado de los adultos mayores, las pequeñas y medianas empresas (pymes), la protección del ambiente y la economía circular son otros de los elementos que forman parte del foco objetivo del cooperativismo mencionados por el panelista. 

Son enormes los desafíos, y muchos los que están atentos a las propuestas del movimiento cooperativo, señaló. Propuso identificar los sectores más dinámicos y demandantes, para focalizar en ellos todos los esfuerzos del cooperativismo. 

Dentro del segundo eje, que hace referencia a la reinvención de la educación cooperativa, señaló el uso de las TIC. Mencionó que fueron incorporadas de urgencia para afrontar la pandemia. Sin embargo, ofrecieron resultados formidables, por lo que probablemente sea un camino irreversible para el sector. 

Resaltó la integración entre cooperativas, y señaló que Paraguay es un ejemplo a seguir en este sentido. Mencionó el trabajo desarrollado de manera conjunta por la Fecopar con la Confederación Paraguay de Cooperativas (Conpacoop). 

El método del movimiento representa el tercer eje. Guarco manifestó que esta experiencia a nivel global debe ser aprovechada para establecer un diálogo sobre la doctrina del cooperativismo en cada uno de los desafíos globales. 

Como ejemplo mencionó la relación de la doctrina cooperativa con los temas ambientales. Sobre este punto, señaló que las acciones del movimiento no se deben limitar a mitigar los efectos del cambio climático, sino que la educación cooperativa debe incluir una crítica profunda al paradigma del individualismo y la competencia. “La cooperación es el principal camino para reconciliar el desarrollo sostenible con el medio ambiente”.

Apuesta por los principios del segmento cooperativo

Durante su presentación, el Dr. Enrique Riera, abordó sobre la importancia de los principios del movimiento solidario en la educación pública. Destacó que las cooperativas, por sobre todas las cosas, son escuelas de valores indispensables para el desarrollo integral de las personas. 

Detalló los siete principios del cooperativismo, para resaltar la importancia que tienen dentro del sistema de educación a nivel país. 

Al mencionar el séptimo principio, Riera señaló que Paraguay se encuentra lleno de instituciones públicas apoyadas por el sector cooperativo. Señaló que, ante una necesidad social, como la que se presenta actualmente a consecuencia de la pandemia, la cooperativa se convierte en una gran red de contención. “Muchos están perdiendo el trapecio, y caen en la red de su cooperativa que le está poniendo el hombro”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí