Grandes generadoras de puentes

0
88

Destacaron el papel desempeñado por el sector cooperativo para afrontar la coyuntura actual, además de la incesante búsqueda de mecanismos que permitan a los socios sobreponerse.

El rol de las cooperativas no se limita a la generación y provisión de herramientas económicas. Más bien, sus acciones van mucho más allá, y en momentos difíciles como el que actualmente se vive a nivel mundial, las entidades solidarias son grandes generadoras de puentes, señaló Félix Ramírez, presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa del Sur.

“Generan puentes entre los que no tiene y los que tienen; entre los que ya no sueñan y los que todavía tienen muchos sueños”, expresó Ramírez. Fue durante la disertación que brindó en el marco del III Seminario Internacional de Cooperativismo, organizado en julio pasado por la Universidad Autónoma de Encarnación (UNAE).

Rescató el desempeño del sector cooperativo, que gana trascendencia en estos momentos complicados de la historia. Señaló que los valores y principios del movimiento son elementos transformadores. Es decir, tienen la capacidad de generar bienestar, seguridad y tranquilidad. “No podemos vivir felices, si estamos rodeados de infelices. No podemos disfrutar de nuestra mesa llena de alimentos, rodeados de necesidad”, expresó.

Sólidas en tiempos difíciles

A prácticamente cinco meses de instalarse el covid-19 en nuestro país, y plantear profundas transformaciones, sociales, económicas y educativas, el accionar de las cooperativas no detuvo su marcha. Las entidades se mantienen sólidas por un factor muy sencillo: “siempre se mostraron fuertes en momentos de crisis”, resaltó Ramírez durante su intervención en el seminario.

Recordó que el cooperativismo justamente nació como respuesta a un escenario muy complicado. Esta experiencia permite que las cooperativas puedan continuar con el desempeño de sus tareas previstas, sin descuidar sus principales objetivos institucionales y su foco esencial: el socio. El movimiento cooperativo representa un formidable instrumento para reducir los niveles de pobreza, destacó en posición análoga a organismos internacionales como las Naciones Unidas o la Organización Internacional del Trabajo. Esta situación es posible porque el propietario de la empresa cooperativa es al mismo tiempo el usuario de los servicios, explicó. “Esa dualidad se funde en un interés muy particular, logrando la identidad de la persona hacia su empresa, que es la cooperativa”.

Cooperativismo y los ODS

La consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en el escenario de pandemia fue el eje en el que se centraron las disertaciones desarrolladas durante el seminario internacional. El presidente de la Cooperativa del Sur señaló que las metas impulsadas por las Naciones Unidas están en consonancia con los principios y valores del movimiento cooperativo.

De manera sintética, explicó que los ODS tiene al bienestar económico y social, la educación, y el cuidado del ambientecomo pilares principales. El cooperativismo busca el equilibrio entre estos ejes. Es decir, sus acciones no se centralizan en el desarrollo de un único elemento, sino interpreta que todos son igualmente importantes.