Vivienda: condición básica de vida de los seres humanos

0
80

El artículo 100 de la Constitución Nacional habla taxativamente del Derecho a la Vivienda. En ella, expresa que todos los habitantes de la República tienen derecho a una vivienda digna. En ese marco, menciona que el Estado debe establecer condiciones para hacer efectivo tal derecho.

Es importante mencionar que en los últimos años, las cooperativas en conjunto con los entes estatales han demostrado su preocupación hacia el déficit de la casa propia que tienen los paraguayos.

En ese sentido, encararon productos y ayudas sociales para generar alternativas positivas de cambio y que la ciudadanía se encuentre con mejores escenarios de vida. La habitabilidad y el confort son condimentos claves para el desarrollo social y educativo de las personas. La salud mental y física esta también muy ligada a esta problemática que se presenta.

Complejos habitacionales

Algunas experiencias exitosas en esta área son la Cooperativa Lambaré que con fondos propios edificó departamentos para luego financiar a sus socios. Asimismo, las Cooperativas 8 de Marzo, Cofan y Coosofan construyeron complejos habitacionales con fondos propios para luego entregar. Estas experiencias son positivas y repercutieron en la calidad de vida de cientos de socios que encontraron una oportunidad para cumplir sueños.

Fondos propios para la casa

Otras organizaciones tienen la liquidez y solvencia para el diseño de productos financieros que acompañen este tipo de necesidades.

Las tasas de interés y los plazos se establecen según los análisis, posibilidades y siempre pensando en el bienestar de la membresía.

En algunos casos los préstamos que recibe el socio se utilizan para la remodelación, la compra de terrenos o la ampliación de las viviendas.

Alianzas estratégicas

Los organismos estatales como el Ministerio de Vivienda, Urbanismo y Hábitat (MVUH) y la Agencia Financiera de Desarrollo ven a las cooperativas como aliadas poderosas para acompañar el crecimiento socioeconómico de la población.

Estas instituciones utilizan a las entidades solidarias como intermediarias para otorgar créditos con tasas preferenciales o la entrega de subsidios a todos aquellos que califiquen según los requisitos