Las cooperativas, presentes en el salvataje de mipymes

0
14

Los créditos para la fuerza emprendedora se concretan. Las entidades solidarias desempeñan un rol clave en la inyección de capital para que este segmento de la economía siga con sus actividades.

Los productos desarrollados por la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD), para destinar a las micro, pequeñas y medianas empresas a través de las cooperativas, cumplen con su misión de sostener al sector empresarial.

Según datos proveídos por el ente estatal, los préstamos del Fogapy ya fueron ejecutados en un 57% y llegó a 39 entidades. El valor en dinero otorgado bajo la figura de este préstamo es de G. 2.707.168.506. Asimismo, el Fideicomiso fue desembolsado en 43 instituciones, con un desembolso de G. 133.693.341.308. En este proceso de otorgar el dinero a los socios, las entidades solidarias tienen la figura de intermediarias. Es decir, ellas presentan las carpetas de los interesados a la AFD y es esta quien se encarga de realizar los análisis y aprobar las solicitudes.

Personas físicas, unipersonales, o personas jurídicas como las micros, pequeñas y medianas empresas son quienes califican para estos productos. Todas ellas pueden tener acceso siempre y cuando cumplan con los requisitos. Los requerimientos básicos para gozar de este respiro financiero son estar inscriptos en el Registro único del Contribuyente (RUC). Las actividades comerciales y económicas de los interesados deben realizarse en el territorio paraguayo.

En el caso del Fideicomiso, puede ser utilizado por los beneficiados para las actividades aprobadas por las instituciones intermediarias. Algunas de las figuras más frecuentes son gastos de pago de salario y/o capital operativo.