Ubicación de Paraguay en el Índice de Libertad Económica 2020

0
181

El último anuario del Índice de Libertad Económica 2020, que procesa datos de 186 países, ya fue publicado en Washington DC y en Asunción. Fue hecho por la Fundación Heritage de la capital de los EEUU. Paraguay está posicionado algo mejor en la estratificación internacional de dicho Índice, con datos de 2019, siempre como “moderadamente libre”.

EN SUDAMÉRICA

En lo que respecta a su posición en Sudamérica, Paraguay se encuentra por debajo de Chile, Colombia, Uruguay y Perú, entre otros; pero muy por encima de Brasil, Ecuador, Bolivia, Argentina, Venezuela, etc. Nuestro país ocupa la posición 80 del ranking mundial. Tuvo un ascenso de 5 posiciones con respecto al 2018. En 2019, Paraguay ha obtenido una calificación de 63 (sobre la base de 100), registrando un desempeño al alza de 1,2 puntos en comparación al índice del año anterior (61,8), manteniéndose en el estatus de “moderadamente libre”. En 2001 Paraguay se ubicaba por debajo del promedio regional con un puntaje de 60,3. Sin embargo, a partir del año 2008, ha logrado posicionarse por encima del promedio de la región latinoamericana. Con relación a ella, el Paraguay ha registrado con datos de 2019 un ascenso versus 2018, ubicándose tres posiciones más arriba. Favor no confundir el año de publicación del Índice con el de los datos procesados. Éstos son anteriores al de aquella.

MOTIVOS

El puntaje actual de libertad económica de Paraguay es 63 en 2019, lo que hace que su economía sea la 80ª más libre en el Índice publicado en 2020. Su puntaje general ha aumentado en 1,2 puntos. Ocupa el puesto 15 entre 32 países en la región de las Américas. Su puntaje general está ligeramente por encima también de los promedios mundiales. La economía paraguaya ha ascendido a “moderadamente libre” hace más de una década y se ha mantenido en ese nivel. El promedio del crecimiento del PIB en Paraguay de los últimos cinco años ha sido relativamente sólido. En ese lapso, ese promedio ha sido más lento en la región. Los negativos efectos de la pandemia en 2020 no han sido procesados en el Índice que se publicó este año. Los datos utilizados allí fueron los del segundo semestre de 2019, dependiendo el mes de cierre de los datos obtenidos para cada país.

DELITOS

Los Poderes del Estado se encuentran bajo presión ciudadana de diferentes regiones poblacionales y sectores económicos, así como de diversos gremios del país con la expectativa de que dichos Poderes tomen medidas drásticas contra las bandas paraguayas y brasileñas de narcotráfico y terrorismo. También la comunidad internacional ejerce presión para que se apruebe una legislación más rígida contra el lavado de dinero, el crimen organizado y los giros ilegales al exterior, habiéndose logrado durante 2019 la aprobación de un paquete de Leyes en la lucha contra tales delitos.

ESTADO DE DERECHO

Los problemas persistentes en todas las áreas relacionadas con el Estado de Derecho son los principales responsables de la lentitud de Paraguay en su avance hacia mayor libertad económica. El gobierno tiene dentro de sus principales prioridades las de llevar a cabo reformas estructurales. La formalización y la simplificación tributaria alcanzadas en el 2019 fueron relativamente considerables, pero necesitan avanzar aún más. También se abordaron el sistema de pensiones, el achicamiento del Estado, la simplificación de la carrera del servicio civil, la transformación educativa, entre otras, que probablemente aumentarían la confianza empresarial y la inversión. Pero es necesario no perder de vista a los sindicatos y la oposición de izquierda radicalizados, quiénes no muestran mayor interés en llevar adelante tales reformas.

En el Índice 2020, con datos de 2019, se han registrado mejoras en los derechos de propiedad, efectividad judicial, carga tributaria, libertad monetaria y libertad comercial, que fueron contrarrestadas por descensos en integridad gubernamental, salud fiscal, libertad empresarial y libertad laboral. Se mantuvieron sin cambios la libertad de inversión y la financiera.