Academias de danza continúan a la espera de clases presenciales

    0
    89

    Diversas son las cooperativas que a la fecha continúan con los ensayos y prácticas de danza desde el hogar. Tras 6 meses de cuarentena la educación a distancia se convirtió en un estilo de vida.

    Con clases  de lunes a viernes y gracias al uso de la tecnología y plataformas digitales es posible llevar a cabo cualquier tipo de actividad.

    Entre las diversas entidades cooperativas que se animaron a incursionar en la modalidad online resaltan Sagrados Corazones Coop. Luque, Coop. Capiatá, Coosofan Ltda., Coopersanjuba, Cofan Ltda., Coop. Ñemby, entre otras.

    La transición de las clases presenciales a virtual significó un gran desafío para el plantel docente de la gran mayoría de las academias. La mayor dificultad fue llegar a los jóvenes que no poseían los medios necesarios al no tener acceso a internet o a computadoras.

    “Llegamos a la conclusión de preparar materiales de apoyo en Power Point y enviarlos mediante WhatsApp. De esa forma se garantizaba que el alumno participe de las actividades en caso de no disponer en ese momento de una computadora”, señala La directora general, Rossana Orué de la cooperativa Cofan.

    Parte del éxito de los institutos y academias es el seguimiento de cada alumno y el compromiso de los padres de cada uno en crear los espacios y tiempos para los ensayos.

    Rosa Duarte es la directora académica de la Cooperativa Coosofan. La profesional resalta el acompañamiento y responsabilidad de cada padre.

     “Con el tiempo nos percatamos de que los padres se las ingeniaban para acondicionar un rincón de sus casas para los ensayos. Esto conllevó un gran cambio en las familias, ya que son los mismos padres que no quieren ver a sus hijos tensos por el encierro prolongado”, aseveró.

    Por otra parte, El Instituto de Arte la Candelaria recomienda a los padres con niños más pequeños a ser autodidactas y que acompañen a los hijos en el desarrollo de actividades.

    “Los padres pueden poner videos musicales e incentivar a los pequeños  a bailar y a recrear los ejercicios que hacían en la academia. Lo importante es poner un horario y ser constantes, de esta forma el niño libera tensiones y estrés acumulado por la falta de movimiento”, sugirió. 

    Grandes beneficios 

    Las clases buscan ser un momento de escape para las actividades y compromisos diarios. A través de redes sociales y grupos de WhatsApp como un medio de contención se busca contribuir a la salud física y emocional sin descuidar las clases y ensayos.

    “La importancia de las clases no solo radica en la formación cultural, sino también en el efecto terapéutico de la actividad física para los jóvenes ante la situación de encierro”, dijo Lourdes Ávalos, directora académica de la Cooperativa Luque.

    Finalmente, La vicepresidenta, Sonia Samaniego de la Cooperativa Sagrados Corazones enfatizó que la misión fundamental de las cooperativas es formar a los niños y jóvenes en la práctica de buenos hábitos para una vida más saludable. Mencionó además que toda actividad física se complementa con las emociones que desarrollan el lado creativo y sensible de cada uno.