Espíritu joven para doblegar a la crisis

0
137

La Fecopar llevó a cabo un encuentro virtual para fomentar y potenciar el liderazgo de los jóvenes cooperativistas, en el marco del mes de la Juventud.

“Jóvenes: Emprender durante y después de la pandemia”, fue el tema abordado durante el webinario organizado por la Federación de Cooperativas del Paraguay Limitada (Fecopar), que tuvo como disertante a la exministra de Vivienda en el periodo 2014-2018, Soledad Núñez. 

La charlista compartió una serie de reflexiones e ideas con el objetivo de motivar a los jóvenes que actualmente pasan por una situación económica y financiera complicada a consecuencia del covid-19. Señaló que el emprendedurismo es el principal desafío durante la pandemia y lo será después. 

Dentro de este escenario de crisis económica, los emprendedores representan uno de los segmentos más vulnerables. Es decir, son aquellas personas, jóvenes o no, que decidieron apostar por el desarrollo del país con sus iniciativas, a las que destinan recursos y tiempo. 

Núñez señaló que es necesario enfocarse en los sectores más vulnerables, para entender el tipo de soporte que requieren y desarrollar herramientas para ellos. De esa forma, estos podrán desencadenar toda una serie de propuestas en el periodo posterior a la pandemia. 

Se refirió también a las oportunidades que pueden surgir a partir de la crisis. Sin embargo, recomendó no caer en la ingenuidad y esperar que el escenario simplemente se torne más alentador. “Si estamos convencidos de que una crisis se va a transformar en una oportunidad, tenemos que trabajar arduamente ahora para generar esa condición que nos permita utilizar la crisis como una catapulta hacia la construcción de un futuro mejor”, manifestó. 

Atributos para crear oportunidades 

La oportunidad será una consecuencia del trabajo consciente y de la determinación de orientar los esfuerzos para que se presente. Núñez destacó tres atributos esenciales para transformar las amenazas: la juventud, el emprendedurismo y el espíritu cooperativo. 

De Paraguay siempre se valora su bono demográfico, que señala que el 70% de la población tiene menos de 35 años. Es decir, cuenta con una fuerza trabajadora dinámica. No obstante, formar parte de este segmento etario conlleva responsabilidades. 

El entusiasmo, la energía, las ganas de aprender y la ausencia de miedo a equivocarse son particularidades de los jóvenes. “Es necesario aferrarse a ese espíritu joven, y no resignarse simplemente a que los años terminen sacándonos el entusiasmo y las ganas de seguir creyendo en un futuro mejor”, agregó.

Por otra parte, señaló que la humanidad no tuvo un escenario tan incierto como el actual en los últimos cien años. Esta crisis representa la gran dificultad de nuestros tiempos, y es muy complicado pronosticar cómo será el futuro, expresó.

Núñez señaló que los emprendedores son personas que están altamente entrenadas para navegar en la incertidumbre, ya que tienen la capacidad de innovar y plantear propuestas que quiebran la inercia. 

El espíritu cooperativo es el otro atributo para generar oportunidades. En la región, Paraguay es uno de los países que tiene las redes de cooperativismo más desarrollada y fortalecida, destacó la panelista. 

“Para mí, los valores vinculados al cooperativismo tienen que ver con las ansias de colaborar, de renunciar a nuestras individualidades para poner en primer lugar el compromiso con la comunidad”, expresó. 

En el contexto actual, en el que reinan la incertidumbre y la desesperanza, es imprescindible gestar proyectos colectivos desde donde planificar la esperanza junto a otros, manifestó. En este sentido, el trabajo del movimiento solidario es clave. 

A estos tres elementos, la disertante sumó la resiliencia y explicó que probablemente será una de las cualidades más valoradas en la era de pospandemia. Es decir, la capacidad de sobreponerse a las adversidades. 

Capacitación y recursos

La Dra. Ana Riquelme, presidenta del Consejo de Administración de la Fecopar, recordó que hace dos años invitaron a los jóvenes a que presenten sus proyectos, para que la federación estudiara la posibilidad de orientar fondos que permitan la concreción de esas iniciativas. “Lamentablemente, después de un año, cuando llegamos al Encuentro de Jóvenes Cooperativistas, no recibimos ningún proyecto”. 

Ante esta crisis, y el escenario de necesidad prolongado que se estima, se espera una mayor iniciativa de los jóvenes. La doctora afirmó que la Fecopar nunca renuncia a sus proyectos.  

Por otra parte, señaló la falta de más herramientas que permitan la construcción de las iniciativas. En ese sentido, dejó abierta la invitación para las futuras convocatorias que realice la federación para su curso de formulación de proyectos. 

La presidenta manifestó además que la Fecopar es consciente de que las buenas ideas no son suficientes. “Las cooperativas sirven para que estas buenas ideas no mueran en la cabeza de ningún cooperativista”.

Encuentro virtual

Ante la imposibilidad para desarrollar el 4º Encuentro de Jóvenes Cooperativistas, la federación decidió organizar un webinario para recordar el Día de la Juventud. Luis Medina, miembro del Comité de Educación de la Fecopar, explicó que el objetivo fue organizar un evento dirigido a los jóvenes y abierto a las personas que mantengan su espíritu joven. “El escenario actual nos genera necesidades, y buscamos la manera de seguir adelante”, señaló.