Intensifican capacitaciones para prevenir los ilícitos

0
47

El sistema financiero está expuesto a los fraudes o delitos de forma constante. La Cooperativa 30 de Agosto fortalece procedimientos y controles para no dar lugar a la corrupción.

Las recomendaciones concretas son el control permanente de los depósitos y retiros que lleguen a los USD 10.000. Las instituciones del sector deben dar seguimiento a la procedencia del dinero que trae el socio. Este factor es clave para identificar posibles operaciones sospechosas.

El presidente de la El presidente de la Cooperativa 30 de Agosto, Lic. Darío Quiñónez, destacó el fuerte compromiso de las entidades solidarias para reforzar sus sistemas de prevención y desarrollar actividades de capacitación para mejorar el control sobre dichos riesgos.

 “Decidimos abordar este tema a fin de dar cumplimiento a lo establecido por el ente regulador. Las cooperativas siempre ejecutan en un control estricto para dar cumplimiento a la normativa”, agregó.

La actualización y capacitación en relación a las Leyes 1015 y 1060, además de la nueva resolución Nº 156, referente a Administración y Gestión de Riesgo, es una necesidad actual para las cooperativas. Con estas herramientas se protege el dinero de los ahorristas y se cumple con las reglamentaciones.

Por otra parte, el Lic. Darío Quiñónez informó acerca de buenos excedentes generados en este 2020, pese a la crisis ocasionada por la pandemia.

“Como todo el sector financiero, hemos sentido la disminución de nuestras actividades de ahorro y crédito. Actualmente estamos en franca recuperación de nuestras carteras”, finalizó.

Para el acceso de los socios al local, se encargan de hace cumplir con los protocolos emanados de la autoridad sanitaria.

Trabajo en equipo de todos

El lavado de dinero es un fenómeno dinámico y cambiante, es por ese motivo que las cooperativas deben actualizarse de forma constante. Conocer y estudiar los métodos que se pudiesen presentar.

En ese sentido, el disertante Víctor Díaz Pita enfatizó la responsabilidad de todas las personas que integran una cooperativa en el sentido del adecuado control interno por parte de funcionarios y directivos, además del compromiso del socio de actuar de buena fe en el momento de sus transacciones.