Cooperativismo se adapta a modelos de innovación

0
47

El 21 de octubre se reconoce la importante labor que realizan este tipo de entidades dentro de la sociedad. Por otra parte, el 31 de octubre se recuerda el Día Mundial del Ahorro.

Las cooperativas son una noble alternativa para el crecimiento personal o profesional, así como para la concreción de proyectos y sueños. En estas organizaciones, las personas acceden a herramientas financieras y sociales para apuntalarse hacia el éxito.

En Paraguay se conocen miles de casos o experiencias de emprendedores que recibieron un gran respaldo financiero y fue un gran apoyo para consolidar negocios propios. Se habla de que más del 11% de los créditos otorgados por el sector cooperativo está destinado a las mipymes.

El modelo ha sido un respaldo para llegar a mejores condiciones de vida. Las cooperativas son el camino para erradicar la pobreza, basados en la práctica de valores y principios humanos como la ayuda mutua, la solidaridad y el respeto al prójimo.

Las entidades solidarias tienen mucha fuerza en el mercado financiero. Sus productos tienen un rostro humano y generan bienestar en la población.

Es necesario destacar que la inclusión financiera de cientos de

ciudadanos se hace posible gracias a que las cooperativas de ahorro y crédito que abren sus puertas con alternativas viables para el desarrollo.

Las facilidades que brindan estas instituciones captan la atención de la ciudadanía, que busca soluciones a sus necesidades.

Otro valor y principio clave de este sector es la educación. De esta forma concretan mejor calidad de vida para la ciudadanía.

Reservas que acompañan al progreso

Estas organizaciones trabajan en el fomento de un hábito saludable para la educación financiera. Esto es una virtud del cooperativismo.

La reserva de recursos económicos es la clave para cambiar malas costumbres y evitar endeudamientos que dificultan el crecimiento profesional y personal.

Las entidades solidarias diseñan planes estratégicos basados en modelos especiales para el ahorro. Así inspiran a los socios a formar parte de esta cultura para llegar a una mejor calidad

de vida, cuidando los recursos financieros.

Cada persona tiene la posibilidad de elegir modalidades diferentes de ahorro. La sugerencia es fijar un monto mensual y guardarlo. Los interesados solo deben crear sus cuentas en las cooperativas. Estas organizaciones son una de las que mejor pagan los intereses.

Aunque sea pequeño el depósito, es necesario establecer metas y objetivos concretos.

El alto impacto en el sistema financiero queda demostrado con una participación en la captación de ahorros de más del 14,3%. Significa que miles de personas creen en la transparencia

y depositan sus reservas en cajas de ahorro de cooperativas.

Esta disciplina y hábito puede ser agente de cambios radicales dentro de la sociedad. Es un elemento determinante en el crecimiento y desarrollo de las personas. 

Herramientas para la concreción de los sueños

La concesión de créditos es una de las acciones más frecuentes en el movimiento cooperativo. Existe un reglamento establecido por el Instituto Nacional de Cooperativismo (Incoop). Las entidades solidarias de ahorro y crédito se dividen por tipo y categoría. 

En ese sentido, es necesario mencionar que las del tipo B pueden otorgar créditos con plazo máximo de sesenta meses.

Las instituciones del tipo C están habilitadas para conceder créditos con plazos máximos de hasta 36 meses.

Es importante mencionar que están excluidas de estas  restricciones las cooperativas que dispongan de un fondo propio creado por asamblea.

En caso de existir este requisito, los plazos pueden ser extendidos hasta 120 meses para las de tipo B y 60 meses para las del tipo C.

También son exceptuados de este límite los créditos refinanciados, cuyo plazo deberá ser establecido en el Reglamento respectivo.

Mayor rotación

Los principales productos con mayor salida son créditos blandos, educación en diversas áreas y salud. Además, se le suman también los préstamos para la compra de vivienda o rodados.

Los cooperativistas trabajan de forma constante en el diseño de

créditos con focos en diversos escenarios como: la vivienda, el primer automóvil, créditos de emergencia, a corto plazo, para emprendedores, microcréditos y otros.

El compromiso es fortalecer los productos y hacerlos cada día más competitivo. Los antecedentes demuestran el grado de efectividad en la promoción de una vida digna.

Llegar con soluciones a los vulnerables

Las cooperativas de ahorro y crédito son fundamentales para la reactivación de la economía, en comunidades vulnerables. Muchos cooperativistas coinciden en que este sector debe deben llenar los espacios donde el Estado no llega.

En este sentido, ellas deben una gestión financiera sólida y prudente, permitirá brindar a los socios a innumerables comunidades desarrollo sostenible.

Es fundamental, pues, que las cooperativas deben entender el rol que cumplen en la sociedad y, principalmente, para las comunidades más débiles.