Panorama alentador para la siembra de soja en el Chaco

0
86
La soja es una herramienta para controlar la compactación del suelo.

En esta región del país, específicamente en el área de influencia de las cooperativas Chortitzer, Neuland y Fernheim, se destina cerca de sesenta mil hectáreas al cultivo de la oleaginosa.

Si bien en la Región Oriental la siembra de soja ya culminó, en el Chaco los productores se aprestan a iniciar el cultivo de la oleaginosa en diciembre, siempre y cuando acompañen las precipitaciones. En ese sentido, existen perspectivas climáticas favorables

Una superficie cercana a las 60.000 hectáreas se destina al cultivo de soja en la Región Occidental del país, según datos proporcionados por la Unión de Gremios de la Producción (UGP). Estas áreas se encuentran ubicadas en la zona central del Chaco. Los productores esperan por las lluvias que otorguen la humedad adecuada para dar inicio a la zafra 2020- 2021.

Alrededor del 95% de los productores que desarrollan la agricultura mecanizada en el Chaco son ganaderos de la zona, que encontraron en el cultivo de soja una alternativa para rotar con pasturas. De esta forma, controlan la compactación del suelo, la presencia de malezas, además de emplear los granos cosechados para la alimentación del ganado.

Otro aspecto que incentiva el desarrollo de la agricultura en el Chaco es el menor costo de producción en comparación a la región Oriental, principalmente en lo referente al uso de fertilizantes.

Variedades para el Chaco

En las parcelas experimentales de las cooperativas de producción Chortitzer, Fernheim y Neuland se realizan ensayos de las variedades nacionales Sojapar. Estas semillas de soja se destacan por la rusticidad, el buen comportamiento agronómico y la resistencia al estrés hídrico, particularidades esenciales para soportar las características naturales del Chaco paraguayo.

Alivio con las últimas lluvias

En la Región Oriental, la siembra de soja ya se encuentra en un 100%. El presidente de la Federación de Cooperativas de Producción (Fecoprod), Eugenio Schöller, señaló que tuvieron un porcentaje muy bajo de resiembra, y que los pocos casos registrados fueron a consecuencia de los efectos de la sequía y los incendios.

En relación a la superficie sembrada, Schöller mencionó que se mantuvo en cifras similares a campañas anteriores, es decir, 3.600.000 hectáreas. Las expectativas en la presente zafra son muy altas, y se espera volver a superar la barrera de las 10 millones de toneladas cosechadas.