Sólida gestión del cooperativismo nacional

0
66
El marco legal y los trabajos encarados por los dirigentes del sector velan por los intereses del cooperativismo.

El movimiento cooperativo paraguayo muestra un fuerte posicionamiento y fuerza de acción en sus normativas. El trabajo gremial encarado por sus cooperativistas hace respetar las normativas establecidas y vela por el bienestar del sector ante los poderes del Estado.

Uno de los ejemplos más sonados en los últimos tiempos es el intento de la aplicación del IVA a los actos cooperativos. Ante tal escenario, las organizaciones sumaron fuerzas y diseñaron planes para revertir la situación y evitar perjudicar la economía del socio.

Asimismo, meses atrás, los Poderes Legislativo y Ejecutivo aprobaron la ley electoral para las entidades solidarias. Esto fue trabajado en conjunto por dirigentes del sector y autoridades estatales. De esta forma, se respeta lo establecido en la Constitución Nacional y se garantiza la autonomía de estas organizaciones.

Es importante mencionar que existen proyectos de ley en el Congreso Nacional. Una Comisión Bicameral de Economía Social, presidida por el diputado Edwin Reimer, es la que se encarga de estudiar y aprobar todos los temas presentados por el cooperativismo ante el Estado.

Gracias a este trabajo en conjunto que realizan todas las partes involucradas se establecen las políticas públicas que construyen una sociedad mejor de cara a las problemáticas sociales.

Resiliencia y contención para bien de la población

En el encuentro internacional se destacó el rol de las cooperativas en los tiempos de crisis. La resiliencia característica del movimiento solidario a nivel mundial se ha convertido en un brazo de apoyo y paño de contención para miles de familias que atravesaron momentos difíciles.

La economía se vio afectada y esto repercutió en todas las facetas de la vida de la población. El cumplimiento de las obligaciones societarias, de igual forma, el cooperativismo cumplió con las expectativas y mucha gente se mostró comprometida con las obligaciones contraídas.

El trabajo de comunicación y la validación de estrategias eficaces y eficientes fueron claves para que las personas encuentren un respiro ante el duro momento.

La transformación digital fue protagonista en este proceso de cambio y ajustes. Los productos y servicios llegaron al socio mediante los canales tecnológicos, así se evitó también el contagio masivo del covid-19.

Este patrón se replicó en distintos países del mundo. Asimismo, toda esta situación también dejó asignaturas pendientes que se deben enfrentar y encontrar buenas soluciones con el correr del tiempo.

Es así que el cooperativismo mundial se convierte en un agente de lucha contras las desigualdades sociales y los distintos problemas que se presentan. La solidaridad y la ayuda mutua como banderas del crecimiento y desarrollo son efectivas para hacer frente a las necesidades de la población universal.