Celebran otro aniversario como canal de progreso

0
59
La entidad se encuentra preparada para satisfacer la demanda de sus socios.

La entidad solidaria, que nació en el seno del movimiento apostólico Schönstatt, mantiene firme su objetivo de ser un agente para mejorar el nivel de vida de su masa societaria.

El pasado 18 de noviembre, la Cooperativa Tupãrenda Ltda. cumplió 14 años de vida institucional y ratificó su propósito de escalar y superarse como una propuesta dentro del movimiento cooperativo nacional.

La institución fue creada con la intención de reunir a los miembros que componen el movimiento Schönstatt. Es decir, como un apoyo en el que puedan encontrar herramientas para desarrollarse y mejorar el nivel de vida, explicó el Lic. Roberto Gebhardt, presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa Tupãrenda.

No obstante, y vale la pena aclarar, la entidad es de membresía abierta a cualquier persona mayor de 18 años que esté interesada en formar parte de esta familia cooperativa.

Actualmente, cerca de 1.480 personas forman parte de la masa societaria de la institución. Si bien se busca crecer en cantidad, y mes a mes se incorporan más socios, la calidad es un aspecto no menos importante, manifestó el presidente de la cooperativa.

Al igual que los miembros que forman parte del movimiento Schönstatt, la membresía de la entidad está distribuida por todo el país.

Cerca del socio

Este año puso a prueba a todo el sistema económico nacional, y el movimiento solidario no escapó a la situación. En ese sentido, la Cooperativa Tupãrenda se adaptó al nuevo escenario y otorgó alternativas para alivianar el impacto económico en su masa societaria, señaló Luis Samaniego, gerente general de la entidad. Al inicio de la pandemia decidió transferir el vencimiento de las cuotas de toda su cartera de créditos por tres meses.

En materia crediticia propuso productos especiales para los socios que se encontraron con dificultades a consecuencia de la situación sanitaria. La entidad también brindó opciones promocionales, en las que planteó la posibilidad de realizar préstamos entre octubre y noviembre y comenzar a pagar recién a finales de diciembre.

Con respecto a la atención, la entidad estableció alternativas para llegar hasta los socios que se vieron imposibilitados de llegar hasta la sede de la cooperativa, por diversos motivos. A través de gestores, realiza visitas domiciliarias o al lugar de empleo para acercar sus servicios, que incluye el desembolso de créditos o el cobro de las obligaciones societarias.

Expectativa para el 2021

En principio, el principal objetivo es la captación de más socios y agrandar la familia de la Cooperativa Tupãrenda, señaló el gerente. Continuar con la colocación de créditos para cumplir con la demanda de la masa societaria es otro de los ejes de la entidad.