Contienen y promueven el desarrollo en la pandemia

0
11

Cooperativas mostraron sus virtudes ante las dificultades. Los socios recibieron herramientas para hacer frente a la crisis y un alto porcentaje de la población se benefició con ayudas sociales del sector.

Uno de los aspectos más destacados del cooperativismo este 2020 es el rostro humano. Desde el 9 de marzo trabajaron en alternativas para dar continuidad a la atención y respuestas a las necesidades de cada socio. Por otra parte, este segmento entregó importantes donaciones en distintas comunidades.

Las medidas excepcionales establecidas por el Instituto Nacional de Cooperativismo (Incoop) y reestructuración en el mapa financiero permiten que los daños a la salud de las entidades no sean extremadamente perjudiciales, según explicó el consejero del ente regulador, Dr. Nilton Maidana.

“Este fue un año duro y complicado que afectó a todas las cooperativas y en especial a los socios que no están vinculados a la función pública, pero con el nuevo marco regulatorio y las medidas instaladas se logró una mejor gestión”, aseguró.

En este escenario, el hecho de diferir las previsiones a un plazo de sesenta meses hace que las instituciones tengan un resultado alentador y sin mayores complicaciones.

“Si bien no es el esperado, estaría en un 30% inferior en relación a las utilidades que se tuvieron en el 2019. Para llegar a esto, se ejecutaron alternativas y se instaló un orden diferente a lo establecido en una situación normal”, dijo Maidana.

La reducción de las tasas pasivas apunta a un mejor respaldo para los socios y a una mayor colocación de créditos. El exceso de liquidez destacado en el sector favorece a la disminución de los intereses y esto repercute de forma positiva en el esquema financiero de la membresía.

Por último, el consejero del ente regulador explicó que pese a los factores de mora, desempleo o recortes salariales, igual se logran buenos resultados.

Es necesario tomar medidas administrativas en cada cooperativa. La pandemia no termina este 2020 y se debe trabajar de cara a posibles situaciones que se presenten en el 2021.

Sensibilizados con la comunidad

El sector de Ahorro y Crédito destinó cierto porcentaje de fondos de solidaridad o educación para la entrega de víveres a poblaciones carenciadas, organizaciones de beneficencia, hospitales o profesionales de blanco.

Esta acción fue autorizada por el ente regulador. Según los reportes facilitados, el aporte del cooperativismo nacional está en alrededor de los G. 5.000 millones. Esto incluye donación de alimentos no perecederos, ollas populares, insumos hospitalarios para hospitales.

Aportes sociales

“Todos por Bianca” se convirtió en una causa nacional. Las cooperativas se sumaron con fuerza a este gesto solidario que busca recaudar G. 13.000 millones para los últimos días del año. Socios, funcionarios y directivos hacen sus aportes para lograr el objetivo.

La situación climática no estuvo ausente, los Bomberos Voluntarios fueron protagonistas en la contención de incendios en zonas verdes del país. Las entidades se solidarizaron con los rescatistas y acercaron alimentos, agua e indumentarias necesarias para trabajar con el fuego.

Acceso a la salud

Al inicio de la pandemia, los centros asistenciales de las cooperativas respetaron las normativas establecidas por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social. La orden fue centralizar los casos respiratorios en los puntos estratégicos, por ese motivo es que se mantuvieron cerrados. La flexibilización de la cuarentena en sus distintas fases permitió que estos puestos de salud vuelvan a atender a su gente. Las especialidades fueron habilitadas por etapas y con el tiempo esto también ayudó a descentralizar las atenciones, para dar un respiro a los servicios del estado.