Incursionar en nuevos rubros dará mayor crecimiento a cooperativas

0
16

El modelo solidario debe buscar alternativas para mostrar más competitividad y dar mejor utilidad o rentabilidad al dinero de los socios. Cooperativistas analizan posibles nichos de negocios para el futuro.

El aislamiento generó una serie de planteamientos al cooperativismo. Una de ellas surge a raíz de la excelente disponibilidad y la reducción en la colocación de créditos. Es por ese motivo que referentes coinciden en la necesidad de invertir el dinero en negocios rentables para darle valor al dinero de la membresía.

Las cooperativas tienen como desafío entender que el comportamiento del mercado, además de ser exigente, es muy cambiante y requiere de abarcar diversas áreas para satisfacer necesidades. Los consumidores buscan efectividad, comodidad y practicidad. Los modelos de negocios se pueden concretar a partir de las necesidades del tipo de membresía o como servicios corporativos para otras organizaciones.

Es importante destacar que los proyectos de inversión deben ser aprobados por mandato asambleario y contar con la venia del Instituto Nacional de Cooperativismo (Incoop). Es decir, operar dentro de lo establecido en el marco regulatorio.

En cuestiones legales, la creación de empresas o ser accionistas de ellas es viable. Es una realidad presente que tiene como ejemplos a agencias de turismo como Comtur de la Cooperativa Universitaria, Agua Mineral Natural América de 19 de Marzo.

Por mencionar el caso de convertirse en accionitas se encuentra el caso más cercano de la Cooperativa Lambaré que se convirtió en una de las propietarias de Panal Seguros. Asimismo, existe el modelo de la Aseguradora Tajy, una empresa con capital 100% cooperativo.

Es necesario mencionar que la reactivación de la economía puede darse a partir de estas acciones. Cooperativistas sugieren la inversión en los bonos o las bolsas de valores como alternativa segura.

Una alternativa con rentabilidad

El Abg. Francisco Valle, asesor jurídico y técnico de cooperativas, asegura que las entidades solidarias pueden realizar todo tipo de actividades en igualdad de condiciones con las demás personas jurídicas de derecho privado a excepción de crear un banco cooperativo o una cooperativa de seguro. Eso no pueden porque están ligadas a las SA, esto no quiere decir que no pueden ser accionistas de esas empresas.

“Es posible incursionar en los nuevos nichos de negocios, siempre y cuando el estatuto social tenga previsto el rubro en el que se va a incurrir. No hay ningún inconveniente. Ahora todo lo que requiera inversión tiene que ser aprobado por asamblea y contar con el presupuesto suficiente”, aclaró.

Agregó que existen cuestiones especificadas y detalladas de por sí en los marcos regulatorios de cada sector: operaciones básicas permitidas y las operaciones adicionales permitidas.

“El mercado es cambiante y exige”

Uno de los ejemplos más cercanos de apuntar a nuevos rubros se visualiza en Panal Seguros y Cabal Paraguay. Ambas organizaciones tienen como accionista a la Cooperativa Universitaria y en noviembre Lambaré Ltda. adquirió un porcentaje de las acciones de la aseguradora. Asimismo, Cabal incursiona en un nuevo mercado con su marca DIMO. Es una aplicación móvil para medios de pagos.

El gerente general de la procesadora de tarjeta de créditos, Lic. Raúl Alvarenga, asegura que existe una barrera autoimpuesta y no permite visualizar nuevas oportunidades.

“Es importante entender que una vez que decidimos, podemos perfectamente incursionar en cualquier rubro. Esto va a ser más necesario. El mercado te obliga a reinventarte todo el tiempo y se debe ampliar a cada momento el campo de acción”, sentenció el cooperativista.

Focos legales y competitivos

Las operaciones básicas permitidas son actividades económicas que las cooperativas tienen permitidas. Ellas se detallan específicamente en cada marco regulatorio. Sin embargo, las operaciones adicionales permitidas requieren una autorización o reglamentación puntual del Incoop.

Por otra parte, las cooperativas deben tener también en cuenta que en el caso realizar inversiones improductivas se debe respetar un límite establecido.

Todo este proceso implica que los directivos deben estar permanentemente en búsqueda de recursos a menores tasas para lograr un crecimiento y una colocación de esas captaciones de las maneras más segura y rentables para los socios de cooperativas.

Aspectos técnicos

Las cooperativas tienen dos elementos que deben manejar perfectamente: las captaciones y colocaciones. Ambos factores tienen que aumentar periódicamente para lograr crecimiento, pero tiene que ser en equilibrio. Cada directivo tiene que buscar alternativas solamente la colocación de crédito, es decir, por un lado si es que la cooperativa está captando permanentemente, debe estar colocando permanentemente a sus socios. Estas fueron las expresiones de Ortiz Guanes en relación al tema. Explicó que cuando la capacidad de créditos se ve limitada ya por el nivel de colocación y empieza a tener un nivel de morosidad tiene que buscar otras alternativas rentables y una de esas alternativas es la búsqueda de nuevos lugares donde invertir. Eso implica básicamente buscar nuevos negocios.