Capacitación es clave para conquistar el mundo digital

0
12

En el proceso de reconversión, las cooperativas tienen como principal misión conocer a nuevos públicos y tener un mayor impacto en la captación de futuros socios de diversas edades.

El 2020 aceleró el proceso de transformación y presentó nuevas herramientas de trabajo. Todas ellas apuntan a un acercamiento más efectivo hacia las personas. La situación está muy ligada a un tema generacional.

La tecnología capta la atención de las nuevas generaciones y se convierte en un canal atractivo para acceder a servicios o beneficios. Es ese el campo en el que muchas organizaciones ganan terreno.

En este mismo escenario se presenta la dificultad o el rechazo en que se encuentran las personas mayores al uso de aplicaciones móviles, cuentas digitales u otros medios de innovación. Muchos cooperativistas coinciden en que este salto está muy centrado en un proceso de educación, adaptación y capacitación constante. Todos los factores son determinantes.

La posibilidad de tener acceso a los servicios durante las 24 horas del día abre muchas puertas y responde a innumerables necesidades. Por sobre todo, en tiempos de pandemia ayuda a evitar contagios del virus.

La forma de solicitar créditos tuvo un gran giro. Lo presencial pasó a un segundo plano en muchas organizaciones que encontraron el mecanismo diferente. Muchos habilitaron formularios en sus sitios web, dieron mejor utilidad al WhatsApp en los procesos y otras experiencias como el ejecutivo móvil.

Una virtud del cooperativismo es la visión que tiene ante las adversidades. Las oportunidades que se presentaron en el 2020, pese a lo difícil que fue, sirvieron para ubicarse como la opción más sólida para el crecimiento económico y el desarrollo personal.

En el país, el cooperativismo debe llegar a más de 1.800.000 paraguayos con efectividad.

Comunicación virtual actual

Importantes inversiones se realizaron para ajustar las formas de comunicar y educar a la membresía. Las plataformas digitales fueron utilizadas con mucha frecuencia desde el inicio de la pandemia.

Las salas de conferencias, las sesiones virtuales estuvieron presentes en el día a día de los cooperativistas. Encuentros internacionales de gran envergadura se realizaron mediante herramientas virtuales.

La situación mostró el tiempo y gasto que se puede reducir si es que se apuesta a los instrumentos utilizados.

Por otra parte, sirvió como una promesa para enseñar a la gente como utilizar la tecnología para estar en comunicación. Ante el futuro incierto de las asambleas, este puede ser un gran paso en el caso de virtualizar las fiestas cívicas.

Aún queda mucho camino por recorrer, sin embargo, los avances son claros, concretos y gigantes. Todo esto implica adecuaciones constantes en el marco regulatorio.

Inversión a plazo y ajustes legales

Los resultados en la Cooperativa Judicial, Lambaré, Universitaria, Mburicao, Coopeduc, Credivill, Luque, Medalla y otras entidades son eficientes. Los mecanismos de llegada fueron el pilar operativo para cumplir objetivos y no tener pérdidas durante el año.

A todo esto también se suma DIMO, la nueva propuesta de Cabal Paraguay. Se trata de un medio de pago disponible para el público en general, pero con grandes ventajas para los cooperativistas.