Comunicación efectiva ayudará al crecimiento

0
100
Las organizaciones invirtieron en tecnología para seguir con la educación dirigida al cooperativista.

Inversiones en tecnología y personal capacitado para el manejo de herramientas informáticas, son el nuevo reto que enfrenta el sector cooperativo en el fortalecimiento de la educación.

Las cooperativas tienen grandes desafíos para lograr la efectiva implementación de los nuevos modelos de comunicación que se utilizan cada vez en mayor medida en todos los ámbitos del quehacer humano.

El primer desafío a encarar es la inversión de los órganos cooperativos en la educación de sus miembros, en la adquisición de conocimientos tecnológicos e informáticos para su correcta aplicación dentro de la actividad societaria cooperativa.

fa de Educación de la Federación de Ahorro y Crédito (Fecoac), afirma que los nuevos modelos de la comunicación son aquellos basados en herramientas tecnológicas desarrollados en base a plataformas digitales que permiten obtener grandes ventajas en cuanto a la disponibilidad de los audios, textos, imágenes, vídeos que viajan a gran velocidad a través de los sistemas interconectados a través de soportes electromagnéticos; diferentes a la comunicación tradicional que se materializaba a través de elementos físicos o tangibles como el papel, las imágenes sobre elementos concretos, cables y otros.

Existen innumerables herramientas digitales. Sin embargo, la mejor manera de seleccionar entre una y otra es saber exactamente cuál es el objetivo que tiene la empresa u organización; de esa manera, poder seleccionar la que mejor se ajuste a las necesidades de la entidad; además, se pueden combinar las herramientas.

Dinamismo en los procesos de la información

Los cambios generacionales traen consigo una serie de herramientas a lo que las organizaciones se deben ajustar.

Burgos asegura que la mayor fortaleza de las cooperativas radica en las diversas normativas vigentes dentro de la legislación nacional, que incentivan con mucha fuerza la inversión de las cooperativas para la adquisición de herramientas tecnológicas para el desarrollo de la actividad cooperativa.

Asimismo, indica que otro aspecto de singular importancia representa la dinámica de renovación de los miembros de las cooperativas, que permite a personas cada vez más jóvenes a acceder a los cargos de toma de decisiones dentro de las organizaciones cooperativas.

De esta manera tienen la posibilidad de aportar experiencias basadas en nuevas tecnologías que son asumidas por las empresas cooperativas de una forma creciente para el cumplimiento de sus finalidades.

Los paradigmas que se presentan en este ámbito responden a los cambios originados en las diversas generaciones. Es por esta razón que los nuevos modelos responden directa o proporcionalmente a las nuevas necesidades generadas dentro de la evolución generacional.

El gran deber está en hacer conocer en su plenitud los principios y valores del cooperativismo. La identidad es clave en el proceso de la información y solo así se logran mejores resultados en la sociedad.