Valores cooperativos, base en la educación de jóvenes

0
20

Se aproxima la vuelta a clases y muchos son los padres que deben elegir dónde matricular a sus hijos. Cada vez gana más terreno la educación que entregan las instituciones cooperativas.

Las escuelas y colegios se basan en el cooperativismo dentro de las aulas. Desde temprana edad, los chicos aprenden principios y valores solidarios en teoría y práctica, esto permite formar personas de bien en todos los ámbitos de la vida.

Para los dirigentes del cooperativismo, otra gran particularidad de los colegios y escuelas cooperativas es el fuerte énfasis en educación financiera. El concepto abarca aspectos importantes de la vida, al ser enseñada a temprana edad, los alumnos podrán tomar mejores decisiones en el futuro.

La educación financiera es una habilidad para participar en la sociedad, si no se conoce el funcionamiento de los diferentes productos y servicios financieros se es más propenso a incurrir en costos excesivos, según manifiestan referentes del sector.

Aquellas personas educadas financieramente encuentran en la banca un gran aliado a la hora de concretar proyectos y metas o bien manejar correctamente las transacciones cotidianas de una manera más eficiente y segura.

Por otra parte, se destacan las disciplinas extracurriculares, ideales para perfeccionar capacidades generales y de estudio. Algunas propuestas impuestas por grandes colegios de la zona son talleres de Inglés, Danza, Teatro y Laboratorio Informático. También resaltan talleres de robótica, portugués, mecatrónica, oratoria, etc. En la actualidad existen varias cooperativas enfocadas en la educación primaria y terciaria, dependerá de cada padre elegir la adecuada para sus hijos.

Cooperativas escolares Dentro de la malla curricular destacan las cooperativas escolares que son dirigidas por los propios alumnos. Se constituyen en un medio para despertar responsabilidades ciudadanas democráticas, morales y económicas que persiguen una finalidad netamente educativa y formativa. Fomenta el ejercicio pleno de la democracia, perfeccionando la personalidad del asociado con el esfuerzo propio y la ayuda mutua y la práctica permanente de la solidaridad.