Poderosa herramienta de formación académica

0
66
Los docentes están capacitados para educar a sus alumnos con la modalidad a distancia. Cada institución cuenta con las herramientas necesarias.

Centros educativos de cooperativas inician el año lectivo con nuevos desafíos en los sistemas y metodologías. Ellos son una alternativa poderosa para la educación.

La formación de líderes comprometidos con las necesidades de la comunidad y el fomento del emprendedurismo desde temprana edad son algunas de las misiones del cooperativismo nacional. Una de las propuestas fuertes del sector es la educación en distintos escenarios, uno de ellos es la formación académica de niños y jóvenes.

El liderazgo, el despertar del espíritu emprendedor y el bienestar de las personas son ejes fundamentales en el momento de la enseñanza. A partir de la ayuda mutua muestran la importancia del trabajo en equipo para alcanzar resultados importantes.

El cooperativismo en las aulas ayuda a los estudiantes a comprender estructuras organizacionales dentro de empresas, lo que otorga al futuro egresado un valor agregado importante en el momento de la inserción laboral o de encontrar el camino hacia nuevos desafíos.

Además de cumplir con la malla curricular exigida por el Ministerio de Educación y Ciencias, ofrecen materias extracurriculares a fin de conseguir una formación integral del estudiante.

Es importante mencionar el rol descentralizador y fuerza ejecutora de las cooperativas que se posicionan como una alternativa viable para el acceso de educación de calidad y con fuerte sentido de humanidad.

A todo lo mencionado se suma la facilidad que brindan estas organizaciones en relación a recursos económicos para que los padres financien el estudio de sus hijos.

Instituciones educativas como los pertenecientes de las Cooperativas Ypacaraí, Capiatá, San Lorenzo inician un nuevo ciclo con grandes desafíos. Cada una de ella dará la mejor de sí para lanzar al mercado profesional y laboral seres humanos comprometidos con el trabajo digno que apunte hacia la calidad de vida.

Participación cívica y compromiso social

Todas y cada una de las actividades encaradas por estas instituciones educativas tienen directa relación a los valores cooperativos. Los alumnos de nivel medio participan en la elaboración de proyectos y foros donde los temas principales son de cooperativismo, lo cual ayuda a destacar novedades y cosas relativas e importantes de este rubro.

En reiteradas oportunidades los alumnos de estas instituciones participaron en certámenes competitivos de deporte o ciencia.

Cabe destacar la importancia de las cooperativas escolares que forman parte para alimentar el conocimiento organizacional y empresarial. Es ahí donde los alumnos aprenden educación cívica y el compromiso colectivo para alcanzar logros comunes.

La inclusión financiera es el motor. Desde temprana edad se llega a niños y jóvenes con prácticas y conceptos que construyen buenos hábitos para mejorar la calidad de vida a través del ahorro.

La finalidad es fomentar el ahorro, el presupuesto familiar. Por otra parte, como cooperativas escolares acercan apoyos económicos o logísticos a otros colegios instalados en sus respectivas zonas de acción.

Competitividad internacional

Estas organizaciones participan año tras años en encuentros desarrollados en el mundo. Ferias científicas, encuentros internacionales de cooperativas escolares y otros tipos de actividades que despiertan habilidades y madurez en cada uno de los estudiantes.

En el caso de las materias curriculares, fomentan el arte o el deporte como alternativas profesionales para consolidarse en el mundo laboral.

Medidas sanitarias aprobadas por MEC

En el Colegio Ypacaraí las clases comienzan el lunes 22 de febrero del jardín al sexto grado, el 23 de febrero del séptimo grado al tercer año de la media. Los alumnos recibirán clases virtuales y presenciales. Para ello se implementarán grupos burbujas.

La directora de la entidad educativa, Juana Guillén, explicó que para este año lectivo 2021 se pretende cumplir con todos los horarios establecidos y brindar lo mejor al alumnado.

“El Ministerio de Educación y Ciencias nos habilitó. Como metodología de cuidado la institución ofrece a sus alumnos un hoppie acompañado de alcohol en gel para cumplir con los protocolos sanitarios impuestos por las autoridades sanitarias”, detalló.

En cuanto a la malla curricular que brinda el valor agregado a los alumnos en la enseñanza, también se destacan sus profesionales con idoneidad. La materia de Cooperativismo llevan desde el jardín donde se les presenta y se les enseña sobre los múltiples valores de este sector, se busca crear líderes con capacidad de adaptación que sepan desenvolverse.

Listos para la vuelta a clase presencial

El Centro Educativo Pytyvõ abrió sus puertas el 8 de febrero. Esta semana recibió la visita del Ministerio de Educación y Ciencias y contó con la habilitación para iniciar las clases presenciales.

El gerente administrativo y pedagógico del CEP dijo que a partir de esto la idea es llevar una conversación con los padres y si están de acuerdo iniciar de forma directa las clases presenciales en marzo.

Por otra parte, informó acerca de la disponibilidad de materias extracurriculares y entre ellas forman parte temas relacionadas al cooperativismo.

“Como somos una escuela cooperativa, entonces trabajamos y fomentamos los valores cooperativos en todas las disciplinas académicas. Es como decir que en las clases de matemáticas, comunicación hablar de liderazgo, lo que quiere decir que trabajamos todos los valores y por supuesto la solidaridad que está presente en toda la comunidad educativa”, explicó.

Agregó que el cooperativismo en aula tiene como finalidad formar líderes emprendedores y así tengan una buena educación.

Experiencias a favor del cooperativismo

El Colegio Politécnico de la Cooperativa Capiatá incluye en el séptimo grado la materia de Cooperativismo. A través de esto realizan proyectos e involucran a los alumnos en lo referido al mundo del cooperativismo.

La directora Angélica Villamayor habló de experiencias positivas y de exalumnos que hoy son dirigentes de centros de estudiantes en sus universidades o algunos que asumen liderazgo positivo en sus barrios.

“Ellos tienen como organización interna en cada curso el mismo sistema de una cooperativa. Tienen un Consejo de Administración, Junta de Vigilancia, Tribunal Electoral Independiente y Comités Auxiliares. Así conocen las estructuras y aplican esto en sus distintos ámbitos de vida, manifestó.

Toda la enseñanza está sustentada en los principios y valores del cooperativismo tendiendo como bandera la solidaridad como uno de los elementos fundamentales del proceso educativo.

“Se les enseña a practicar la solidaridad como una base del desarrollo personal y el desarrollo social”, finalizó Villamayor.