Cooperativas son agentes de inclusión y la equidad

0
71
Desde el cooperativismo trabajan con fuerza para instalar la igualdad entre el hombre y la mujer.

Existe mayor la participación femenina en el cooperativismo; sin embargo, la inequidad sigue siendo un gran deber dentro de la sociedad. Esto afirman cooperativistas.

En el movimiento cooperativo se observa una creciente atención a las cuestiones de género, una progresión de las mujeres en los roles de liderazgo. Cooperativistas coinciden en que los pasos son lentos, pero con gran aumento en el número de creación de Comités o Asociaciones de mujeres.

La presidenta de la Conpacoop, Arq. Myriam Báez Rojas, expresa que el rol de ellas varía según el contexto en el cual se desenvuelven. Asimismo, explica que diversas manifestaciones de equidad de género se han logrado a través del movimiento cooperativo.

“El modelo cooperativo es particularmente hábil para abordar el empoderamiento de las mujeres y los desafíos de igualdad de género debido a su principio de equidad”, manifestó.

Desde el movimiento solidario confían en que modelos alternativos al desarrollo que incorporan la igualdad de las mujeres son necesarias. Esto ocurre a medida que la equidad de género es vista cada vez más como un pilar para desarrollo económico y social.

Las cooperativas están bien posicionadas para responder a esta llamada. Es aquí la muestra de los arraigos en los valores de autoayuda, igualdad y equidad, así como el crecimiento económico a través de la cooperación y los procesos.

La presidenta Báez Rojas habló de la necesidad de incrementar la participación de mujeres cooperativistas en lugares de liderazgo. En especial en los Consejos de Administración y altas gerencias.

Por último, comparó la remuneración laboral dentro de las organizaciones. En este ámbito se visualizan aún muchas injusticias dentro de empresas. La discriminación no es un factor que aporta en el respeto y fomento de los derechos humanos. Se debe instalar la equidad en todos los escenarios.

“Las mujeres siguen ganando menos, son más propensas a participar en el trabajo no remunerado, y a ser excluidas del trabajo decente y las oportunidades de empleo”, finalizó.

“Derechos humanos aspiran a protección de la vida digna”

En el cooperativismo se realizan constantes capacitaciones con el fin de socializar y concienciar sobre el respeto de los derechos de la mujer, basados en los derechos humanos donde se origina el deseo de garantizar la igualdad entre mujeres y hombres.

Los derechos humanos aspiran a la protección de la vida digna de las personas en contra de la discriminación, favoreciendo el principio de igualdad y el de equidad, y eso es uno de los pilares de trabajo constante desde el movimiento cooperativo a través del Comité Nacional de Mujeres Cooperativistas y Comités de Equidad de Género; la igualdad definida a partir de un criterio de justicia: se otorga el mismo valor a las personas (hombres y mujeres) y la equidad, que significa tratar a las personas de la misma manera aplicando las políticas y las prácticas existentes sin ninguna diferenciación.

Para la vicepresidenta de la Federación Paraguaya de Cooperativas, Lic. Juana de Villalba el rol de la mujer en el cooperativismo es muy importante teniendo en cuenta, los aportes al movimiento cooperativo como los valores del consenso y la negociación, la apuesta por el trabajo en equipo, así como la preocupación por la persona, la comunidad y el entorno entre otras cosas.

“Debemos resaltar que los propios hombres reconocen que por naturaleza tenemos más desarrollada la capacidad de administrar recursos, somos más ordenadas, organizadas, más rigurosas en los procesos y trabajamos con mayor transparencia”, expresó.

La inclusión financiera constituye un factor importante para el empoderamiento y autonomía económica de las mujeres. Facilitar el acceso de las mujeres a los productos y servicios financieros (créditos, ahorros, subsidios o premios), les permite ampliar sus posibilidades de desarrollo productivo, personal y familiar, contribuyen directamente a la igualdad de género, la erradicación de la pobreza y el crecimiento económico inclusivo.

“A pesar del incremento de la independencia económica de las mujeres, de sus avances educativos y sus deseos de trabajar, en busca del bienestar personal y familiar, las oportunidades económicas no son las mismas en comparación con los hombres, no se refleja equitativamente en el acceso al trabajo remunerado, especialmente al trabajo decente”, reflexionó.

Las Cooperativas de Ahorro y Crédito y la tecnología son los mejores aliados para impulsar una mayor inclusión financiera fomentando el desarrollo de los países, teniendo en cuenta que las CAC se encuentran diseminadas a lo largo y ancho del país, así como a nivel regional y mundial.

“Ellas saben ganar espacios y alcanzar metas propuestas”

La mujer paraguaya muestra una serie de aptitudes que ya vienen desde el hogar. Una de ellas es esa capacidad de administrar los recursos y fomentar el trabajo en equipo entre los integrantes de la familia.

La presidenta de la Cooperativa Lambaré, Carla Wormsbecker, afirma que esa misma práctica ellas llevan al cooperativismo. En ese lugar en el que la unión y la fuerza se compactan para que las mujeres desarrollen múltiples facetas.

“Es por todo esto que la mujer desempeña un rol importantísimo. Algo determinante en este sentido es que ellas saben ganarse espacio, se empoderan y consiguen”, afirmó.

Por otra parte, asegura que uno de los principales paradigmas es el miedo y las barreras, mencionó como principal al miedo que no permite avanzar muchas veces. Sin embargo, para sobresalir se debe animar a ocupar espacios en otros ámbitos.

La cooperativista aseguró que en su institución la equidad de género siempre fue una bandera. En todo momento se visualizó la participación femenina. En los organismos electivos, y comités auxiliares se puede observar esto.

Encuentro entre cooperativistas

El 8 de marzo, de 17:00 a 18:30, la DGRV y la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) compartirán un vivo en el Facebook para hablar de las Mujeres Líderes: Por un futuro igualitario en el mundo del covid-19.

Las panelistas Iris Chávez Paucar, de la Coopac Ética de Perú; Ana Mejía, especialista en Género y microfinanzas; Ma. Eugenia Pérez Zea, presidente del Comité de Equidad de Género de la Alianza Cooperativa Internacional, y Virginia Benítez Cristaldo debatirán acerca del Desarrollo de las Capacidades de las Mujeres en las Cooperativas, la articulación de la inclusión financiera de las mujeres en las cooperativas y como es que las cooperativas se convierten en instrumentos claves para la igualdad de género.

Reconocimiento Internacional

La ACI‐Américas adopta desde 1995 la resolución de “La equidad de género en las cooperativas”, como una prioridad mundial que favorezca el acceso equitativo y en igualdad de derechos y oportunidades para las mujeres dentro del sector de las cooperativas.

La Alianza Cooperativa Internacional aporta dos razones por las que las cooperativas deben fomentar la igualdad de género (ACI, 2000). Por un lado, las razones morales y éticas basadas en los derechos humanos básicos de hombres y mujeres; por otro lado, la promoción de un crecimiento económico basado en la total utilización de los recursos humanos. Se debe partir de la idea de que la igualdad de género es favorable para los negocios, y por lo tanto, añade valor a sus miembros y a la comunidad en la que opera.

Un paseo por la historia

Mujeres Paraguayas con voz propia de 1900 a 2021 es el tema que plantean el Comité Nacional de Mujeres Cooperativistas de la Confederación Paraguaya de Cooperativas (Conpacoop) en conjunto con el Comité Género de la Federación de Cooperativas de Ahorro y Crédito (Fecoac), para celebrar el Día de la Mujer Paraguaya y el Día Internacional de la Mujer.

La Dra. Line Bareiro, abogada, politóloga y especialista en derechos humanos, iniciará el webinario a las 16:00 de este jueves 4 de marzo.

En este encuentro se tiene previsto realizar un paseo por la historia paraguaya, a modo de valorar y analizar los grandes pasos que se concretaron en relación a la equidad de género, el derecho participativo de las mujeres dentro de la sociedad y los grandes desafíos.