Digitalización y adaptación a los cambios

0
76
El uso de herramientas digitales creció en los últimos años.

En un mercado dominado por las nuevas generaciones, que exigen tecnologías para ejecutar diversas operaciones, el salto digital es impostergable.

La digitalización de las operaciones financieras no es un hecho lejano. Es el presente en el mercado actual, donde la necesidad de realizar transacciones por medios electrónicos crece a un ritmo acelerado, en especial en las nuevas generaciones de consumidores.

“Se debe pensar en la siguiente generación, que exige las últimas tecnologías”, expresó Pedro Yambay, director de Inventiva, compañía dedicada a brindar sistemas informáticos de gestión empresarial.

Yambay señaló que existe una marcada diferencia entre las operaciones que una persona puede realizar a través de su cooperativa y las posibilidades que le brinda actualmente el sector bancario. “Su banco le ofrece una aplicación, un sitio web, le permite realizar transacciones comerciales por su sistema, le envía su estado de cuenta por correo electrónico. Todas las operaciones la realiza mediante el banco, aunque hubiese preferido realizar por su cooperativa”.

Esta situación limita las oportunidades de negocio al sector cooperativo. Por lo tanto, es necesario dimensionar el espacio que pierden en el mercado, señaló. El cooperativista espera este tipo de servicios de la entidad a la que se encuentra asociado y las instituciones deben dar respuesta para mantener la competitividad y evitar la fuga de su membresía.

Por otra parte, la digitalización ofrece la posibilidad de contar con la trazabilidad de los procesos y transparentar las acciones. Es decir, las entidades pueden generar un escenario de mayor participación y confianza para sus asociados.